AVISO (900x113)

28-03-2016 La puesta en escena hizo frente al agua y salió al escenario para entregar una de las mejores presentaciones de los últimos años.

Mientras muchos dudaban sobre la realización de la última presentación de La Pasión 2016, los miembros de la puesta se negaron a suspenderla, arrojaron aserrín sobre las tablas y salieron a escena.
Por el agua hubo menos luces, menos potencia de sonido pero la mejor esencia y un recuerdo a la época en donde los tambores de empresas de combustible hacían de base del escenario “Coco” Degen y la gente se sentaba sobre tablones que eran apoyados en troncos.
En primera fila el intendente, Carlos Esteban Santoro, y la secretaria de gobierno, Mara Simiele, el cura párroco, Alejandro Martínez, y los representantes de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días: Valentín Núñez, presidente de misión y Jesús Echaveguren, presidente de distrito, observaron la entrega del pueblo y entregaron una imagen de hermandad entre los diferentes credos..
Las lágrimas brotaron en varios de los concurrentes que, por más que conocen la obra, se emocionaban por el esfuerzo que quedaba plasmado en cada uno de los personajes.
Sobre el cierre, el director de esta edición de la obra, Julio Srur, subió por la pasarela central y agradecía, sin micrófono, a cada uno de los concurrentes que se quedaron ante la persistente llovizna.
Santoro, quién integró las primeras presentaciones de La Pasión Según San Juan, resaltó el compromiso y aseguró que esto dejó en claro “la entrega, el compromiso y la fuerza” que hay en los madariaguenses.

Publicar un comentario