AVISO (900x113)

28-03-2016 Cristian Olivera dirige, junto a Daniela Tolosa, el portal de noticas culturales Madariaga en Voz, recientemente convertido en revista. Conversamos con él, a raíz de la imposibilidad este año de tomar fotos y filmar el espectáculo.

TM.- ¿Tuvieron algún problema con la organización de La Pasión?
CO.- Hace varios años que cubrimos La Pasión desde Madariaga en Voz. En este regreso nos preparamos con todo porque es el espectáculo que define a Madariaga por excelencia. Por eso nos sorprendió muchísimo que no se nos permitiera estar en el perímetro usualmente utilizado por la prensa. Ya lo hemos hecho antes, sabemos ubicarnos para no molestar ni a los espectadores ni a los actores. Se nos envió junto al público desde lugares donde filmar o sacar fotos era completamente imposible. Lo curioso y lo que más nos llama la atención, es que en tanto que nosotros tuvimos que salir del área delimitada, no ocurrió lo mismo con otros fotógrafos que estuvieron incluso arriba del escenario, o por supuesto el canal que transmitió en vivo. Eso claramente habla de una injusticia y de discriminación. Por alguna razón no tuvimos igualdad de condiciones, y no logramos explicarnos ya que siempre nos encargamos de cubrir el evento de la mejor manera y esto lo pueden atestiguar las comisiones anteriores. Todos nos conocen ahí. No somos nuevos en esto. No nos dejaron hacer nuestro trabajo

DT.- ¿Se sintieron censurados?
CO.- Habría que determinar las razones para hablar de censura, pero es claramente un acto en contra de nuestra libertad periodística. En cuanto a si nos sentimos censurados, sí, así nos sentimos. Lo más curioso es que por primera vez se realizaron acreditaciones para la prensa, raro siendo un espectáculo gratuito, pero a veces es necesario por organización, y así lo hicimos, especificamos la labor de cada periodista y nos acreditaron, pero finalmente no nos dejaron entrar. Con lo cual nos preguntamos, ¿para qué gastaron tanto papel en las acreditaciones? Tampoco sirvió la función que el miércoles se hizo para la prensa, finalmente fue un ensayo general con cortes, sin todas las luces ni el escenario armado.

DT.- Por lo que decías por radio no fue lo único que les pasó.
CO.- No, ayer a la mañana nos encontramos con una publicación en el muro de Facebook de ASSEM, que decía que los puestos de artesanos habían sido todo un éxito y que todos estaban conformes y comprometidos, y citaban como fuente de esas palabras a Madariaga en Voz. Nuevamente tuvimos que aclarar, ya que solo hicimos una nota mostrando el trabajo artesanal, pero sin emitir opinión porque habíamos hablado con varios y sabíamos que no estaban de acuerdo. No era nuestra intención entrar en una controversia que no es nuestra, ofrecimos el espacio para todo el que tuviera algo que decir, como lo ofrecemos en este momento. El posteo fue borrado, pero nos pareció injusto que se nos obligara a aclarar porque eso es no cuidar a La Pasión. Nosotros no nos sumamos a las controversias. El fin es apoyar a la cultura y si hay algo que decir, lo diremos, siempre en función de construir. No tiene sentido tener que aclarar que una opinión que se nos atribuye no es nuestra.

DT.- Y que la Comisión Normalizadora convoque prontamente a elecciones de autoridades definitivas.
CO.- Por supuesto. Es necesario que se normalice lo más pronto posible, porque la Pasión es más grande que dada uno de nosotros. Es un legado que viene desde que Coco Deguen y un grupo de madariaguenses decidieron ponerle el cuerpo a la obra de Mayol. Y que las comisiones venideras piensen en la labor periodística y en lo necesaria que es para que se difunda. Una obra que es de todos, hacia todos y para todos no puede tener exclusividad, salvo que redituara económicamente lo que corresponde. Porque los actores están gratis, la obra es gratuita, se hace en un predio municipal, con gente de Madariaga para Madariaga, entonces el periodismo de Madariaga debe ser valorado y respetado.

DT.- En cuanto a la Puesta en Escena, ¿tenés algo que decir?
CO.- La Puesta en Escena está conformada por un grupo, que en este caso encabezó Julio Srur como director, y es sencillamente fantástico. Los pudimos ver en los ensayos, en el detrás de escena, y si bien trabajaron con menos tiempo que otras veces, el esfuerzo fue enorme y pusieron todo, porque uno ve cuatro días de espectáculo, pero detrás hay semanas de trabajo, ensayos hasta la medianoche, ensayos a los que asisten después de sus labores diarias, exhaustos, algunos tomando mates y es su cena. Es puro sacrificio. Y ni hablar de verlos bajo la lluvia, con los pies mojados y las pocas prendas que los caracterizan también empapadas. Ni siquiera dudaron sobre suspender el espectáculo, que es algo que todos habríamos entendido, incluso los socios fundadores tenían la postura de no realizar la puesta en escena. Ellos se quedaron y la gente se los valoró, porque nadie se movió de su silla a pesar del agua que caía. Esa magia que no tiene explicación se llama Pasión, y la produce esa gente. La Pasión es lo que ocurre arriba de esas tablas, es el vínculo con el público, es lo que un grupo de gente de Madariaga hace para el resto de Madariaga, como dijo Julio antes de arrancar la última noche, todos casi sin voz y con un cansancio en el que no pensaban. La lluvia solo estaba ahí para que todos podamos ver lo que vale esa gente, y así, con ese amor, salió una de las mejores pasiones. El espectáculo estuvo a la altura de lo que la Pasión representa.

DT.- ¿Algo más que quieras agregar?

CO.- Solamente agradecer por el espacio y por darnos lugar, como siempre lo han hecho.

Publicar un comentario