AVISO (900x113)

15-03-2016 El Centro Único Coordinador de Ablación e Implante de la Provincia de Buenos Aires (Cucaiba) logró concretar, durante los últimos 4 días, 15 trasplantes de órganos que salvaron o mejoraron la vida de pacientes que se encontraban en lista de espera. Ese fue el resultado de 5 procesos de donación que se llevaron a cabo en los hospitales Posadas de Morón, Lucero y Penna de Bahía Blanca, Simplemente Evita de González Catán y San Juan de Dios de La Plata.
 En concreto, esas donaciones permitieron la concreción de dos trasplantes de corazón, tres de hígado y diez de riñón, pero también la obtención de tejidos como córneas, piel, huesos y válvulas cardíacas, que fueron a procesamiento en bancos de tejidos para su posterior distribución.
 En el 80 por ciento de los procesos mencionados, los donantes fueron multiorgánicos, es decir, que de cada uno de ellos pudieron obtenerse más de un órgano y tejidos aptos para ser implantados en  distintos pacientes que los requerían.
 La ministra de Salud de la Provincia, Zulma Ortiz, felicitó al equipo del Cucaiba que hoy preside el especialista Clemente Raimondi, y expresó que “estos procesos, que movilizaron a equipos de especialistas conformados por decenas de trabajadores, muestran que en salud también hay buenas noticias y que la Provincia cuenta con la idoneidad y la capacidad para dar respuesta en materia de donación y trasplante”.
De todos modos, expresó que una de sus aspiraciones es profundizar la sensibilización en la comunidad, para que todos expresen su voluntad de donar.  En ese sentido, Raimondi dijo “que la toma de conciencia por parte de la población es la mejor forma de reducir la lista de pacientes que aguardan un trasplante ya sea para mejorar su calidad de vida o, directamente, para salvarla”.
El logro de estos últimos días, explicó el titular del Cucaiba, se debe a varios factores: la coordinación del equipo de salud, que fue capaz de identificar a los potenciales donantes en tiempo y forma, el inicio oportuno de las tareas de procuración, la comunicación adecuada a las familias de los potenciales donantes, el aviso a los pacientes receptores y al profesionalismo  de los especialistas, que efectuaron las extracciones e implantes de los órganos.

Publicar un comentario