AVISO (900x113)

18-03-2016 La yerba mate, materia prima de la tradicional infusión argentina que es sinónimo de amistad, llevará a partir de ahora un sello de indicación geográfico. “Yerba Mate Argentina” es la denominación de origen que utilizarán los productores de Misiones y Corrientes, las dos únicas provincias que cobijan en sus rojos suelos 165.000 hectáreas de yerba mate de donde se obtienen 290 millones de kilos del denominado “oro verde”
Así la yerba mate pasa a tener el mismo reconocimiento de identidad que otros alimentos como son, el salame de Colonia Caroya, el cordero patagónico, el chivito criollo del norte neuquino, el salame de Tandil y el melón de media agua de San Juan
El reconocimiento para la yerba mate “garantiza una calidad  vinculada con el origen geográfico y posibilita que el consumidor acceda a una mejor información a la hora de diferenciar el producto” y esta distinción “brinda protección legal y registro a una infusión nacida en nuestro territorio, cuyo consumo está arraigado en la vida diaria de millones de personas”
Señálese al respecto que el mate es la bebida más consumida por los argentinos que, por año, toman unos 100 litros per cápita, siendo el 73% de los argentinos quienes las consumen  y es rica en minerales (calcio, magnesio, potasio y fósforo y vitaminas C y B1
Unos 37 millones de kilos se destinan anualmente a la exportación , y de ese total el 65% va a Siria donde extendió la costumbre de matear  pero con una característica  muy particular: allí lo que gira es la pava o el termo y cada persona tiene su mate personal y no lo comparte 

Publicar un comentario