AVISO (900x113)

15-04-2016 No tuvimos un verano con muchos días seguidos característicos de esa estación y luego en el inicio del otoño las cosas parecen empeorar, con días inestables y con precipitaciones que aparecen en cualquier momento, por ejemplo este viernes en horas del mediodía se descolgó un chaparrón que produjo 37 milímetros en los medidores de la lluvia.
El mal tiempo se extiende a nuestra Mesopotamia donde a pesar de las inundaciones que están padeciendo, el Servicio Meteorológico anuncia que recién el día martes comenzaría a despejarse el cielo.

Tanta cantidad  de agua perjudica mucho a las zonas rurales, donde no hay caminos para transportar su producción, ni se pueden realizar de laboreo; se calcula que las pérdidas de la cosecha de soja serán millonarias en la región de Santa Fé.

Publicar un comentario