AVISO (900x113)

29-04-2016 El vecino dialogó con División Prensa y resaltó las gestiones que se hicieron para ayudarlo en su caso.

Entre hoy y mañana continuará la capacitación de los aspirantes en el curso de Mediación en Ámbitos Comunitarios y se buscó a un vecino que haya recurrido a éste recurso para tratar de evitar la vía judicial.
Mario Campos expuso, inclusive en los medios de comunicación, los problemas para construir su vivienda en un terreno que había comprado legítimamente.
El problema surgió de malos entendidos y especulaciones y al momento que toma intervención la mediadora comunitaria, y luego de los encuentros y diálogos pertinentes se llegó a la etapa del diálogo para conseguir alternativas y soluciones.
Campos resalto la predisposición de la abogada, Rebeca Lafrentz, en escuchar a  las partes y preocuparse por encontrar una solución en conjunto.
“Esto viene de largo y ella pudo mediar”, explicó Campos quién remarcó la dedicación para escuchar “detenidamente el problema para encarar una solución”.
Recordó que el mecanismo funciona con una primera exposición del damnificado o denunciante y que luego se cita a quién está como denunciado para escuchar su respuesta y descargo.
Todo esto se hace en citas individuales y, luego, el mediador debe ensayar etapas de acercamiento hasta lograr convencerlos de mantener un encuentro en conjunto para abrir un canal de contacto.
“Fue muy bueno, se mostraron siempre dispuestos a escuchar para poder dar una solución”, sostuvo Campos.
Hoy y mañana sábado se realizarán los anteúltimos encuentros en la sala de exposiciones de la Casa de la Cultura.
La capacitación, que se logró gracias a un convenio entre el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación y la Municipalidad de Gral. Madariaga está a cargo  de  la profesora Miriam E. Markus y Mario Enrique Munné Bonilla y coordinado por  la Secretaría  de Seguridad  local.
Tiene por finalidad  formar mediadores comunitarios en la localidad, para luego   realizar la apertura del Centro de Mediación Comunitario, donde luego trabajarán y prestarán servicio gratuito a la sociedad.
La idea es lograr, desde el acuerdo de las partes, la solución de conflictos vecinales sin llegar a ámbitos judiciales.
Debido a su importancia y por iniciativa de la Secretaría de Seguridad, el curso de se declaró de interés municipal. Es que en nuestra ciudad, ya se ha puesto en funcionamiento y se ha logrado, por intermedio de su implementación, la resolución de conflictos barriales.
Las exposiciones se reciben en la oficina municipal ubicada en Uruguay 11 (casi Rivadavia). Allí una de las partes plantea el problema y a partir de ese momento, la abogada, Rebeca Lafrentz, a cargo por el momento de la mediación, busca la información del caso y cita a la otra parte. Las audiencias son, en principio, por separado y luego se realiza con ambas para tratar de llegar a un acuerdo.

Publicar un comentario