AVISO (900x113)

19-04-2016 ES HORA DE UN PARO NACIONAL CONTRA LOS DESPIDOS, LOS TARIFAZOS, EL IMPUESTO AL SALARIO Y POR PARITARIAS SIN TECHO

Inmediatamente después de que el Senado aprobara el pacto con los buitres, el gobierno decidió aplicar un ajuste brutal contra los trabajadores.
El tarifazo anunciado supera el anunciado en enero en la tarifa de la luz. Ahora, de una sola vez, aumentará el transporte un 100%, y las tarifas de gas y agua entre un 300% y 500%. Además volverán a aumentar los combustibles – el tercer aumento en el año.
Este tarifazo tendrá un impacto también indirecto en los costos industriales, lo que producirá un incremento de los alimentos, vestimenta y alquileres.
Por la devaluación, la inflación subió en el primer trimestre en un 15%. Ahora, pegará un nuevo salto, llegando en abril al 6%. En el año se estima que superará largamente el 40%.
En sólo tres meses, un millón y medio de trabajadores quedaron bajo la línea de pobreza.
El gobierno de Macri justifica los tarifazos con el argumento de la “herencia recibida”.  Pero la “herencia” no se pagó del mismo modo a los capitalistas y a los trabajadores.
Los empresarios “amigos” del kirchnerismo, que manejaron las privatizaciones del transporte o de la energía, han sido premiados con tarifazos. Y la devaluación, mientras redujo el salario, incrementó notablemente los beneficios de los exportadores. 

Mientras tanto, ¿qué recibimos los trabajadores?
-En sólo tres meses más de 100.000 despidos, tanto en el Estado como en el sector privado. Ahora el gobierno anunció más despedidos. Y los empresarios dijeron que piensan reducir su plantel en 200.000 trabajadores.
-En vez de eliminarse el impuesto al salario, como habían prometido en la campaña, ahora pagarán más trabajadores que en el pasado.
-Las paritarias firmadas hasta el momento están por debajo del 30%, lo que equivale a una reducción del salario significativa.
El plan oficial, por lo tanto, es una gran operación de confiscación económica contra los trabajadores.

Tenemos que actuar
El ajustazo del gobierno tira por tierra el verso de que el acuerdo con los buitres –y el acceso al crédito internacional- le permitiría al gobierno un ajuste “gradual”. Por el contrario: para los usureros, el ajustazo es la condición previa de cualquier rescate financiero. El reendeudamiento nacional –que sólo servirá para reciclar la quiebra que dejó el kirchnerismo- tendrá como garantía la sangre y el sudor de los argentinos.

¿Tenemos que aceptar esto?
Después de largos meses de silencio frente a estos ataques, las centrales obreras se dicen ahora “preocupadas”.  Moyano, Caló, Yasky y los demás concurrieron al Congreso a pedirle “medidas” a los diputados, en relación a los despidos o al impuesto al salario.
Pero el 80% de esos diputados han votado el pacto buitre, incluyendo a todos los de Massa y la mayoría del kirchnerismo. Sólo nuestro bloque de diputados propuso una sesión de emergencia para votar la prohibición de despidos por un año y la eliminación del impuesto al salario. Pero el resto de los bloques rechazó esta propuesta. 
Los pedidos al Congreso no pueden ser el pretexto para prolongar una parálisis que no debe continuar ni un día más.
Pablo Moyano ha dicho que “se terminó la luna de miel con el Gobierno”.  Pero con palabras, no paramos los tarifazos ni los despidos.
Es necesaria una respuesta de conjunto de todo el movimiento obrero: un paro nacional contra los despidos, los tarifazos, por la abolición del impuesto al salario  y por paritarias sin techo.
El camino de esa lucha viene siendo jalonado por importantísimas acciones obreras: los maestros de Santiago del Estero; los estatales de Tierra del Fuego, que mantienen una huelga con piquetes que conmueve a la provincia, y los maestros y estatales de Mendoza, que han concretado un congreso de delegados que reclamó a sus sindicatos nacionales medidas de lucha de alcance nacional; de los obreros de todo Santa Cruz, en pie de lucha contra la ajustadora Alicia Kirchner. Por los compañeros de los ministerios nacionales que realizaron, en las últimas horas, acciones de lucha contra los despidos. Por la clase obrera del cordón de San Lorenzo en Santa FE, que respondió con una paro general a los despidos masivos en la fábrica Air Zinc.
El Partido Obrero –integrante del Frente de Izquierda- llama a todo el activismo obrero combativo y clasista a redoblar una campaña al interior de lugares de trabajo, asambleas y plenarios de delegados de sindicatos, por un paro nacional que inicie un plan de lucha de toda la clase obrera, hasta quebrar el “ajustazo” de Macri y los gobernadores.
Con este planteo, concretemos un primero de mayo obrero, internacionalista y de lucha en la Plaza de Mayo.


Partido Obrero en el Frente de Izquierda. Regional General Madariaga, Pinamar, Villa Gesell, Partido de la Costa.

Publicar un comentario