AVISO (900x113)

06-04-2016 Piden mantener las medidas de prevención: tapar, eliminar o dar vuelta todos aquellos elementos que puedan acumular agua. De esa forma, no se convierten en criaderos del mosquito que transmite la enfermedad.

El fenómeno climatológico conocido como “El Niño” incrementa tres tipos de riesgo para la Argentina: inundaciones, lluvias y dengue. Frente a este pronóstico del Servicio de Información Meteorológica Mundial, las autoridades sanitarias bonaerenses advirtieron que es clave mantener las tareas de descacharrizado en fondos, jardines y patios. La meta: prevenir la proliferación del mosquito Aedes aegypti, transmisor de esa enfermedad y de los virus zika y chikungunya.
La ministra de Salud bonaerense, Zulma Ortiz, informó hoy que a la fecha “los casos de dengue confirmados en la Provincia ascienden a 850, de los cuales 537 son autóctonos, es decir, personas que se enfermaron en sus lugares de residencia, sin haberse trasladado”. En tanto, se confirmaron 3 casos de virus zika y 2 de fiebre chikungunya, todos ellos importados.
“Si bien las intervenciones que hemos realizado en territorio junto con las regiones sanitarias y municipios permitieron que hasta el momento, la curva de casos se mantenga estable, aplanada y sin un pico ascendente abrupto, es necesario no bajar los brazos en las medidas de prevención domiciliarias y comunitarias, porque los factores climáticos hacen prever una prolongación del riesgo en el tiempo, que se extenderá durante todo este mes y el que viene”.
El análisis de la información fue divulgada hoy, tras una reunión de la ministra Zulma Ortiz con los equipos técnicos de la cartera a su cargo, quienes monitorean la problemática del dengue desde diciembre.
El informe que publica el Servicio Meteorológico Nacional, asimismo, corrobora que la perspectiva climática para el trimestre marzo-mayo indica mayor probabilidad de lluvias por sobre lo normal en la región Litoral y centro-este del país
Por su parte, el director Provincial de Epidemiología de la Provincia, Iván Insúa, precisó que lo importante es mantener vigentes las medidas de prevención, entre las que destacó la eliminación de objetos que puedan acumular agua de lluvia, donde la hembra del mosquito pone sus huevos.

APOYO A MUNICIPIOS
Los distritos del Conurbano con mayor cantidad de casos de dengue reciben, desde el comienzo del brote, asistencia técnica e insumos por parte de la cartera sanitaria bonaerense. En concreto, se los provee de insecticidas para fumigaciones espaciales y de larvicidas para aplicar en reservorios de agua.
Adicionalmente, y a pedido de los intendentes, equipos de control de vectores del ministerio de Salud refuerzan las brigadas locales en las acciones de descacharrado y fumigación de espacios públicos. Además, a pedido de algunas secretarías de salud se distribuyeron piezas de comunicación con mensajes preventivos en todas las regiones sanitarias, y se entregará en los próximos días, repelentes a los municipios más afectados.
Por otra parte, el ministerio de Salud provincial capacitó a centenares de auxiliares de escuelas de la Provincia en tareas preventivas para aplicar en los patios de establecimientos educativos.

CÓMO CUIDARNOS
La lluvia llena de agua tachos, cacharros, latas, neumáticos y hasta tapitas. Cualquier objeto de este tipo puede convertirse en criadero de mosquitos. Por eso, las autoridades sanitarias bonaerenses insisten en no relajar las medidas de prevención domiciliarias que incluyen:

1-    Eliminar, tapar o colocar bajo techo todos aquellos objetos que puedan acumular agua.
2-    Desmalezar
3-    Limpiar canaletas
4-    Tapar los tanques
 5-    Usar repelentes, espirales o tabletas que ahuyenten al insecto.

6-    Evitar la exposición al aire libre durante las primeras horas de la mañana y al atardecer, las horas de mayor actividad del mosquito.

Publicar un comentario