AVISO (900x113)

El trabajo, que hace 8 años que no se realizaba, permitirá un mejor escurrimiento de las aguas.

Luego del relevamiento por parte del personal de la Dirección de Defensa Civil, acerca del estado de las bocas de tormenta de la ciudad, se decidió iniciar la limpieza, por los sectores más afectados de la ciudad.
En la actualidad y luego de finalizar la cuadrícula comprendida en las calles Av. Buenos Aires a Rivadavia y desde Colón a Irigoyen con un total de 132 bocas de tormentas limpias, personal municipal inició el trabajo en el sector de Mitre y el Tala.
“Es una tarea que demanda mucho tiempo”, explicó el responsable de Defensa Civil, Blas Guevara, “pero es muy necesaria” enfatizó. Se estipula que la tarea hace 8 años aproximadamente que no se realiza y por eso hay sectores que están “muy obstruidos”.
La importancia de llevar a cabo esta limpieza tiene que ver con que “permitirá solucionar el problema del escurrimiento de agua y se evitará el anegamiento de calles” detalló Guevara.
Una vez que se finalicen los trabajos que actualmente están realizando en Mitre y el Tala, se continuará por Sarmiento y Zoppi, Moreno e Ituño, Belgrano e Ituño, Mitre e Ituño. Luego, los empleados municipales se trasladarán al barrio Belgrano.

Publicar un comentario