AVISO (900x113)

El intendente, Carlos Esteban Santoro, se reunió con el presidente de la empresa constructora para dialogar al respecto y combinaron presentar una nota formal al Instituto de la Vivienda de la Provincia para avanzar con la ansiada y postergada edificación.

En total, el plan para construir las “36 viviendas” lleva un retraso de 7 años desde su autorización por parte del Honorable Concejo Deliberante.  Un día como hoy 14 de mayo de 2009 era aprobada la iniciativa para darles solución habitacional a más de 30 familias.
En diciembre de 2012 se firmó el acuerdo con el Instituto de la Vivienda y, por distintos retrasos, los montos establecidos para la confección debieron ir readecuándose en 2014 y en 2015 sin que se pudiera terminar, al menos, una sola casa.
Ahora, las intenciones de la actual gestión, que lleva pocos meses en el gobierno, están centradas en apurar todos los mecanismos que permitan paliar el déficit habitacional que sufren los madariaguenses.
Es por eso que el presidente de la firma Lagar SA, Juan Guerrero, fue recibido por el intendente municipal, Carlos Esteban Santoro, y el secretario de obras y planeamiento, Alberto Fanderwud, en el Palacio Municipal para analizar el estado de las obras del plan 36 viviendas, de Colón y Catamarca, que fue paralizado sobre el final del gobierno anterior.
El ejecutivo de la firma les explicó que uno de los motivos, y tal vez el principal, fue que la administración bonaerense saliente, al ver que había sido derrotada en las elecciones, disminuyó el ritmo de los pagos y eso repercutió en el avance de las obras. Agregó que la última certificación, que se hizo en septiembre de 2015, recién está siendo abonada en estas semanas.
Fanderwud dijo a División Prensa que la preocupación del ejecutivo por este tema hizo que las partes se pusieran de acuerdo para presentar un escrito formal, ante el Instituto Provincial de la Vivienda para continuar y finalizar las construcciones.
Santoro presentará este documento el próximo miércoles en la ciudad de La Plata.
El secretario de obras y planeamiento, agregó que Santoro llevará un informe pormenorizado con todos los datos requeridos y, por sobre todas las cosas, con una fecha definitiva de entrega de las casas.
“Esperemos que se pueda resolver y en poco tiempo porque los vecinos que salieron sorteados ven que pasa el tiempo y todavía no hay movimientos de su suelo. Es el municipio el que más quiere es que cada uno pueda tener su vivienda”, cerró Fanderwud.
También, la preocupación de la compañía pasa por los costos, debido a que los retrasos hicieron que los números previstos en una primera etapa sufran modificaciones y, ahora, se requieren ajustes para poder solventarlos.

Publicar un comentario