AVISO (900x113)

En ambos casos los delincuentes esgrimieron un arma para lograr su cometido y darse a la fuga

En la noche del viernes se perpetraron dos hechos calificados: uno de ellos en el barrio San Martín A y el restante en barrio San Martín B.
 
En el primer caso un delincuente armado con un revólver calibre 38 ingresó a una vivienda de calle 9, entre Buenos Aires y 2, redujo a una mujer de 27 años, la encerró en una dependencia de la casa y se alzó con su teléfono celular, marca Blackberry, y con 5.000 pesos de la jubilación del dueño de la propiedad, Eduardo Sosa, quién por su avanzada edad se encuentra postrado en una cama.
 
Según relató Sosa, de 88 años de edad, los ladrones fueron tres, permanecieron unos 5 minutos en la vivienda, llevaban buzos con capucha y con ellas se taparon sus cabezas.
 
El segundo robo ocurrió en la panadería Mari & Jor de calle Pellegrini 653. En este caso fueron dos los individuos armados, con buzos oscuros con capucha, quienes entraron al local y, a punta de arma, se llevaron 1200 pesos de la recaudación.  
 
La víctima, Jorgelina Ferrari, debió ser atendida por su estado de shock.
 
En los casos intervino la policía científica, trabajan investigadores de la DDI local y se esperaban declaraciones testimoniales.

También se solicitó a personal de la secretaría de seguridad la verificación de cámaras de video de al zona que pudiesen aportar datos a estas causas.

Publicar un comentario