AVISO (900x113)

Debido al aumento de casos en todo el país se advierte que los grupos de riesgo se inmunicen con la aplicación de la vacuna.

El nombre oficial de esta enfermedad es Gripe A (H1N1), aunque también se le ha conocido con otros nombres como la Gripe Porcina, la Gripe Norteamericana, entre otros.  Se trata de una variedad del virus de la influencia pero que sus síntomas son similares a la “común” pero más agudos.
Si bien en esta época la aparición de la enfermedad es habitual, este año se adelantó debido a las condiciones climáticas. División Prensa dialogó con el Dr. Sergio Capelli, director de la Atención Primaria de Salud del municipio con el fin de informar y concientizar a la población acerca de los síntomas y la prevención.
Capelli recordó que “en su momento, en el año 2009, cuando fue la primer epidemia de la gripe A nadie tenía defensas porque se trataba de un virus nuevo” pero aclaró que “hoy, luego de varios años se toma como una variedad más, por lo tanto cuando uno se vacuna contra la gripe, se está vacunando también contra las distintas cepas dentro de las que se incluye a la gripe A”. 
Con respecto a la enfermedad comentó que lo más importante es “la prevención” e informó que “hay personas que tienen más predisposición”. Para estos grupos de riesgo se recomienda la vacunación, la cual se incluye en el calendario de vacunación nacional y se brinda de manera gratuita tanto el Hospital Municipal (de 8 a 13) como en los CAPS de los distintos barrios en días y horarios ya programados.
Por otro lado, el Dr. afirmó: “sé que la gente está preocupada porque a través de los medios se ha enterado de algunos casos fatales. Pero por la información que me ha llegado desde el Ministerio de Salud en todos esos casos se trata de gente que entra dentro del grupo considerado de riesgo y que no se había vacunado”.
También detalló que además de la aplicación de la vacuna se recomienda adoptar otras medidas de prevención como por ejemplo el lavado frecuente de manos con jabón y agua, al toser o estornudar cubrirse con pañuelos descartables o el codo para evitar la expansión de las micro-gotitas que se eliminan con este tipo de síntomas, cuidarse del frio, limpiar y desinfectar, al menos una vez al día, los aparatos de uso común de la casa, en el trabajo o en el centro escolar. Otro punto que destacó fue el de airear, al menos una vez cada 24 horas, todos los espacios cerrados donde se vaya a desarrollar el día a día.
En cuanto a los síntomas mencionó que los más frecuentes son la fiebre elevada (por encima de los 38), tos, resfrió, dolor muscular, de articulares y de cabeza, cansancio, dolor de garganta, entre otros. Además recomendó que “ante la presencia de los mismos es importante que concurran al médico y no se auto-mediquen”.
Por ultimo recordó que son parte del denominado “grupo de riesgo”, los niños pequeños, adultos mayores (más de 65 años), embarazadas, puérperas hasta el egreso de la maternidad (sino fueron vacunadas durante el embarazo) y personas que presenten enfermedades crónicas (respiratorias, cardíacas, inmunodeficiencias congénitas o adquiridas, personas obesas con índice de masa corporal mayor a 40, diabéticos, y personas con insuficiencia renal crónica en diálisis).
También es importante que se aplique en personal de salud y los convivientes de enfermos oncológicos y convivientes de bebés prematuros menores de 1.500 gramos, entre otros.

Publicar un comentario