AVISO (900x113)

Lo hizo ante el Enargas y el Ministerio de Energía con el fin de que se consideren las bajas temperaturas y se amplié el umbral de consumo del cuadro tarifario.


El jueves, la abogada responsable de la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC), Milagros Zannini junto a los responsables del mismo área de Villa Gesell, Patricia Lima y Diego Villalba, viajaron a Buenos Aires para hacer una presentación ante el Enargas y el Ministerio de Energía y Minería, solicitando la re-categorización como zona fría de los partidos de Madariaga y Villa Gesell.

“Cada presentación está adaptada a su comunidad, pero hicimos una carta de presentación conjunta como para darle más fuerza, firmada por el intendente local, Carlos Esteban Santoro y su par de Gesell, Gustavo Barrera” detalló Zannini a División Prensa.

Luego explicó que la mayoría de los usuarios de la comunidad se encuentran enmarcados en la categoría residencial R3-4 que, según el decreto Nº 181 del año 2004, se presume, por el cuadro tarifario, que su gasto anual es de 1.800 metros cúbicos. “En la actualidad estos valores son muy bajos, por eso solicitamos que se amplié ese umbral de consumo”.

Madariaga tiene el mismo cuadro tarifario que la ciudad autónoma de Buenos Aires y evidentemente no las mismas temperaturas. En cambio, por dar otro ejemplo, La Pampa, que tiene nuestra misma latitud, posee otros parámetros más altos (2.751 mts cúbicos cuadrados). “En la actualidad la mayoría de los usuarios supera los 800 mts3 en un bimestre” enfatizó la responsable de la OMIC.

“Lo que solicitamos es que se considere el frio de la zona, porque hay análisis meteorológicos que así lo avalan y que nos amplíen el umbral para que la presunción del cuadro tarifario sea otro”, especificó la funcionaria y agregó que el informe presentado incluye un análisis remitido por la Estacional Meteorológica Costera Municipal de Villa Gesell donde se explica técnicamente porqué nuestra ciudad tiene esas temperaturas.

Por último informó que también se realizó un pedido para que se amplié la nómina de beneficiarios de la tarifa social, entendiendo que hay usuarios que deberían ser incluidos como aquellos que se encuentran dentro del trabajo informal y no están registrados, familias numerosos o con personas que padecen enfermedades crónicas respiratorias y por una cuestión de salud necesitan estar en ambientes cálidos y consumen más gas.

Publicar un comentario