AVISO (900x113)

Cómo comenzó la plantación en la zona, cómo es el fruto, cuáles son los cuidados principales y cómo es su cosecha, fueron algunos de los datos aportados durante las visitas guiadas.

En el marco de la Fiesta Regional del Kiwi, la ingeniera agrónoma, Carolina Alegre, explicó a los interesados que realizaron las visitas guiadas, todo lo que hay que saber sobre el protagonista de la fiesta: el kiwi.
La Ing. hizo referencia a la historia de la primera plantación de la zona, denominada “El Manzanar de Macedo”. En ese lugar se introdujeron las primeras plantas de kiwi Hayward,  en el año 1987, por ser éste un lugar privilegiado, que presenta condiciones de suelo y clima similares a las mejores zonas de producción de Nueva Zelanda.
“Se llama el manzanar porque en los años 20 hubo plantación de manzanas”. Luego indicó que en el año 1975 su familia llegó al lugar y continúo con esa producción, pero después de 4 o 5 años optaron por  plantar duraznos, ciruelas y pelones. “Mayormente eran duraznos y por varios años hubo una producción grande” detalló.
Con el correr de los años, aclaró Alegre, “se fueron realizando cortinas artificiales con álamos y desde el año 87 en adelante se plantaron kiwis”. Fue de las primeras plantaciones de Argentina y la más grande por bastante tiempo”.
En cuanto a la planta de kiwi, explicó que “es oriunda de China, pero como ahí no era productiva, se desarrolló en Nueva Zelanda”. Las primeras que se trajeron a la zona se plantaron en un vivero y vinieron justamente de allá. También comentó que hay plantas machos y hembras y que las que dan el fruto son las hembras. En este sentido dilucidó que “hay un 20 % de plantas machos por cuadro para polinizar a las hembras”.
Luego continúo la explicación e indicó que “en primavera florecen, se cruzan y se polinizan y para eso se precisan abejas”. Con respecto al fruto  manifestó que “crece durante todo el verano y luego de Semana Santa se comienza la cosecha”.
“La planta requiere de mucho trabajo de mano de obra porque al ser rastrera, luego de la cosecha, hay que podarla toda y dejarla en cero con las ramas nuevas” especificó la Ingeniera forestal y luego describió que “a esas nuevas hay que atarlas a una estructura de alambre para que al año siguiente den fruto”. “Es una planta noble y crece mucho” enfatizó. En tanto el riego del kiwal, especificó que “es automatizado y por aspersores”.
En cuanto a la cosecha detalló que “recién a los tres años de plantada comienza a producir”. Por lo tanto recién en el año 1990 se obtuvieron los primeros kiwis en Argentina. “En la actualidad un lote debe rendir 20 mil kilos” aclaró.
El kiwi se cosecha en cajones y se apila debajo de una galería aireada. Se esperan 48 horas a que se le cierre el pedúnculo para que no entren enfermedades.
Luego pasan a una cámara de frío, en un túnel que les inyecta frío a presión para que toda la masa llegue a una temperatura de 0 grados. Este proceso lleva unas 8 horas y luego de eso, pasan a una cámara frigorífica. “Si no se respeta este procedimiento puede que el fruto se pudra” sentenció la responsable de brindar la información técnica durante las visitas guiadas. 
Por último, la ingeniera aportó datos relevantes para los consumidores de kiwi y añadió que “es una fruta sana y baja en calorías”. Además, prosiguió “posee mucha vitamina C y por eso se recomienza cuando uno tiene gripe”.
En la heladera se puede guardar 1 o 2 meses: “Es conveniente guardarlo con una banana para que el gas de esta (etileno) haga madurar al kiwi” puntualizó.

Publicar un comentario