AVISO (900x113)

El intendente, miembros del gabinete, integrantes del HCD e instituciones intermedias participaron del Tedeum que se realizó en la iglesia Sagrado Corazón de Jesús.

A las 9.30 de la mañana las autoridades locales izaron los pabellones Nacional  y Bonaerense en Plaza Madariaga y caminaron, por calle Belgrano, hacia la iglesia Sagrado Corazón de Jesús.
El intendente municipal, Carlos esteban Santoro, estuvo acompañado por los miembros de su gabinete, concejales y consejeros escolares. Al arribar a Plaza San Martín fueron recibidos por los abanderados de las escuelas, clubes, instituciones intermedias y público en general.
En el ingreso a la iglesia, todos los invitados fueron recibidos por referentes de los distintos credos religiosos de la ciudad se encontraban allí y que compartirían, minutos más tarde, la palabra sobre el altar de la iglesia.
Tras el Tedeum, la secretaria de gobierno, Mara Simiele, brindó el discurso alusivo por el aniversario de la gesta de la revolución de 1810.
La integrante del ejecutivo remarcó valores de aquella época, resaltó las actuaciones de Manuel Belgrano y Mariano Moreno. Del primero dijo que fue “el iniciador del gobierno revolucionario con  su propuesta, de que solo, la libertad puede darle al hombre su dimensión cabal”. En tanto que del segundo destacó “las ideas que rigieron el destino de nuestra Patria Libre”.
“Al construir un presente un pueblo no puede olvidar sus raíces, su cultura, su legado transmitido de una generación a otra. La vinculación con el pasado, con ese 25 de mayo de 1810, ayuda a vestir nuestra conducta, nuestra identidad,  nuestra ética, nuestro futuro en la medida que este parece abrirse con posibilidades que imaginamos hoy y que están cargadas de esperanza”, agregó Simiele.
“Por eso el recuerdo de esta fecha es la ratificación de todo lo que nos ha ennoblecido. Es también la afirmación del designio de trabajar por las ideas en que se funda la unidad de los argentinos”, agregó.
También resaltó valores tales como la libertad, la participación, el compromiso, la igualdad, el pluralismo, la solidaridad, la tolerancia y el esfuerzo. En este sentido, deseó que todo ellos sirvan para “iluminar las problemáticas cívicas del presente”.
“Un país que pide permanentemente por la paz, la vigencia de los derechos, la justa aplicación de las leyes, el respeto a la vida. Rescatemos hoy, entre todos, la fuerza para luchar, el recuerdo y la memoria para avanzar la templanza para defender, la serenidad y el criterio para actuar. Un país donde todos puedan crecer, estudiar, trabajar. En donde todos podamos ejercer nuestros derechos. Un país donde vivamos con la esperanza de un mañana mejor y sin violencia. Donde la palabra esperanza tenga significado”, solicitó la secretaria de gobierno.
Ya en el salón parroquial el Coro Municipal interpretó una zamba, hubo un espectáculo de danzas  folclóricas y se sirvió el tradicional chocolate con tortas fritas.

Publicar un comentario