AVISO (900x113)

El ministerio de Salud de la Provincia comenzó a intervenir en los rescates de víctimas de trata de personas, junto a la Dirección Provincial de Lucha Contra la Trata de la cartera de Justicia. En los primeros seis meses del año, esa dependencia asistió a 405 víctimas que, en su mayoría, necesitó ser asistida por agentes de salud.
En el Día Internacional de Acción por la Salud de la Mujer, que se conmemora  mañana, sábado 28, la ministra de Salud bonaerense, Zulma Ortiz, destacó la puesta en marcha de esta iniciativa por parte del gobierno provincial: “Buscamos garantizar la salud física, psíquica y social de las mujeres que ven vulnerados sus derechos por ser víctimas del secuestro, encierro, explotación sexual, laboral y supresión de identidad”. Asimismo, el ministro de Justicia, Carlos Mahiques, afirmó: "El trabajo en conjunto tiene una visión integral de atención, buscando que el Estado garantice y restituya la integridad de las personas que se encuentran en esas condiciones".  
Para Silvina Ramos, coordinadora técnica del Programa de Salud Sexual y Reproductiva de la cartera sanitaria, “quienes en los servicios hospitalarios se ponen en contacto con una persona que ha sido víctima de trata tienen una oportunidad única e impostergable de ofrecer cuidados clave para su recuperación”. Por eso, Salud encara una serie de capacitaciones para sensibilizar y formar al equipo de salud en el abordaje de estas pacientes.
La especialista detalló que si bien hay pocos datos disponibles, “información reciente sugiere que antes de la recuperación, más de la mitad de las mujeres y niñas que han estado en una situación de trata han sufrido abusos sexuales físicos y psicológicos”. Y detalló que el proceso que atraviesan suele transitar por  las siguientes etapas: la captación, el viaje y tránsito, la detención y la explotación propiamente dicha.
“Estas mujeres son víctimas de abuso psicológico, físico o sexual, suelen forzarlas a consumir drogas y alcohol, padecen todo tipo de restricciones sociales y sufren manipulación emocional, explotación económica, deudas ineludibles e inseguridad jurídica”, agregó Ramos. Es tal la vulneración de derechos y el daño que acarrea la situación, que los riesgos para la salud persisten aun mucho después de que la persona es rescatada.
Por su parte, la directora provincial de Salud Comunitaria, Entornos Saludables y No violentos de la cartera sanitaria provincial, Carmen Storani explicó que “una víctima de trata pierde el acceso a la atención, es cosificada y deja de ser tratada como persona”. Por eso, agregó la funcionaria del ministerio de Salud, toda vez que el equipo sanitario interviene en un operativo de rescate “acompañamos y escuchamos a la víctima”.
Cada 28 de Mayo se conmemora el Día Internacional de Acción por la Salud de la Mujer, instituido en 1987, a partir de una declaración que surge de la Red Mundial de Mujeres por los Derechos Sexuales Reproductivos. Desde entonces, en esta fecha, se reafirma el derecho a la salud como un derecho humano de las mujeres, al que deben acceder sin restricciones o exclusiones de ningún tipo y a través de todo su ciclo de vida.

Ante un caso de trata, el circuito de rescate comienza cuando el fiscal a cargo solicita a la Justicia un allanamiento. En esa instancia, se suma la participación de una ambulancia con algún profesional de la salud de la dirección provincial de Emergencias. Lo ideal es que las víctimas sean trasladadas al hospital más cercano y que el equipo esté alertado para recibirlas.

Publicar un comentario