AVISO (900x113)

Jorge Silvestre y Diego Rovella destacaron su sensibilidad social y sus medidas

Tanto el jefe de la bancada de diputados de Cambiemos en la Cámara baja bonaerense Jorge Silvestre, como el diputado Diego Rovella, presidente de la comisión de Educación, salieron en apoyo de la gobernadora de la provincia de Buenos Aires María Eugenia Vidal, quien declaró en estas horas que la situación social “es difícil”. En este marco, el legislador de la UCR/Cambiemos Diego Rovella señaló que “Vidal está afrontando con mucha fortaleza y una gran sensibilidad los graves problemas sociales que heredó, en una provincia donde se encuentra la mayor cantidad de pobres del país. El aumento de partidas y cupos para comedores escolares, el incremento de las asignaciones familiares y su mayor cobertura ya que se suman 37 mil familias a las 80 mil que ya los cobraban, también la ampliación de presupuesto para el Plan Vida, entre otras tantas medidas, indican a las claras que la Gobernadora ha priorizado sobre todo el gasto social”. Por su parte, el radical Jorge Silvestre afirmó que “Vidal no desconoce las necesidades de una territorio que ha recorrido palmo a palmo y en el que ella a vivido siempre. Su preocupación por la educación, la salud, la infraestructura y la seguridad, por ejemplo, que recibió en estado lamentable, nos muestran a una funcionaria activa, inteligente y sensible a las cuestiones más acuciantes de los bonaerenses, y con el coraje suficiente para volver a poner de pie a una provincia casi abandonada por el sciolismo. Su tenaz y justo reclamo por la actualización del Fondo de Conurbano, la muestran de cuerpo entero: va a cumplir cada una de sus promesas de campaña porque su compromiso con la gente es más fuerte que cualquier otra cosa y a eso seguramente le va a seguir poniendo el alma todos los días”. Finalmente, ambos legisladores lamentaron el paro de uno de los gremios docentes porque, opinaron, “los reclamos esta vez no son legítimos. Vidal logró cerrar la paritaria para permitir que no se pierda ningún día de clase en el inicio, algo casi inédito en Buenos Aires, haciendo un enorme esfuerzo presupuestario con las arcas vacías tras recibir una provincia con un déficit de 21 mil millones de pesos, pero no obstante eso, un sector gremial va al paro “en defensa de la fuente laboral” arguyendo que la reciente emergencia administrativa pone en peligro el trabajo de los docentes cuando no es así, no está en peligro ninguna fuente de trabajo, ni de los docentes ni de otros empleados públicos, y ellos lo tienen bien claro porque saben que dicha emergencia agilizará y transparentará la gestión gubernamental. Tratándose de Baradel, uno tiene que pensar que el paro es más político que sindical”, concluyeron.


ADNbaires

Publicar un comentario