AVISO (900x113)

Los participantes que, tiempo atrás habían sembrado las semillas en el vivero municipal, retiraron los plantines para trasplantarlos en sus domicilios.

Se realizó hoy el cierre de una actividad, encuadrada dentro del proyecto “Sembrar para crecer”, que se emprendió hace dos meses desde la Secretaria de Desarrollo Social en forma conjunta con la Dirección de Medio Ambiente y que tuvo por finalidad la instauración de la huerta familiar.
Las funcionarias, Nancy Jaureguiberry y Anabella Fernández hicieron la entrega de los plantines además de, un diploma de participación a todos los que fueron parte del proyecto.
En la primera etapa, los beneficiarios del programa alimentario, “Esfuerzo Solidario” y demás interesados se hicieron presentes en el vivero municipal y bajo las indicaciones correspondientes realizaron la siembra de espinaca, rucula, perejil, acelga, entre otras variedades. Ahora trasplantarán en sus domicilios las plantas y al cabo de un mes cosecharán. 
Jaureguiberry recordó que también participó del proyecto la nutricionista, Laura Arredondo quien brindó recomendaciones e ideas sobre las comidas que se pueden hacer con la producción de la huerta, por lo que en breve los participantes podrán poner en práctica esas sugerencias.
Por otro lado, también manifestó que hubo excedente de producción por lo que se decidió hacer entrega de los plantines a quienes estén inscriptos en los planes alimentarios. “Los vamos a trasladar al depósito de desarrollo y cuando hagamos la entrega de las bolsas con alimentos sumaremos los plantines” puntualizó.
Por último adelantó que volverán a poner en práctica el proyecto durante la primavera.

Publicar un comentario