AVISO (900x113)

Luego de reunirse con "curas villeros", la ministra de Salud Zulma Ortiz calificó como "prioridad” de su gestión la prevención y atención del consumo problemático de sustancias.
El Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires, lanzó hoy una guía on line sobre adicciones destinada a docentes bonaerenses, que incluye herramientas para abordar el tema en las aulas. Además, la ministra del Salud, Zulma Ortiz se reunió con sacerdotes que trabajan contra este flagelo en barrios vulnerables. Entre ellos, el padre José María "Pepe" Di Paola, quien sostiene un hogar en José León Suárez. Luego de ese encuentro, Ortiz destacó que " es imprescindible llevar a cabo acciones conjuntas para prevenir y tratar el consumo de sustancias nocivas". 
Destinada a maestros y profesores de todos los niveles de enseñanza, “la guía busca instaurar la estrategia preventiva en las escuelas, para lo cual se proponen actividades concretas que contribuyen a la prevención, contención y orientación en la escuela de los niños, niñas y adolescentes que atraviesen una situación de consumo problemático de sustancias”, explicó Ortiz.
La guía estará disponible en la web en los próximos días y se la podrá consultar ingresando a http://www.sada.gba.gov.ar,  y se suma a la línea telefónica gratuita 08002225462, que brinda orientación en adicciones las 24 horas.
La visita al hogar del padre Pepe se dio en vísperas del “Día internacional de la lucha contra el abuso de drogas y el narcotráfico” (que se conmemora este domingo). Ortiz concurrió con la subsecretaria de Determinantes Sociales de la Salud y la Enfermedad Física, Mental y de las Adicciones, Patricia Segovia, y le ofrecieron al sacerdote trabajar para mejorar el estado de salud de los jóvenes que concurren allí por consumo de drogas. De la reunión también participó el titular de la Sedronar, Roberto Moro.
Se trata de un centro de día ubicado en el partido de Gral. San Martín, en el que diariamente unos 50 adolescentes afectados por consumos problemáticos participan de talleres recreativos y  de aprendizaje de oficios.
Durante el encuentro, las funcionarias se comprometieron en la búsqueda de psicólogos y psiquiatras que concurran al hogar y a agilizar el otorgamiento de turnos para la atención médica y odontológica de los jóvenes.

DATOS DE LA PROVINCIA
Según datos del Observatorio de las Adicciones que funciona en la subsecretaría a cargo de Segovia, más del 30% de los pacientes atendidos en la red retomó su concurrencia a establecimientos educativos y el 55% de ellos posee estudios incompletos. “Así, la escuela, con su multiplicidad de actores, tiene un rol importante en el abordaje de la problemática de las adicciones”, expresó la funcionaria.
Sobre el total de pacientes atendidos en centros provinciales, 6 de cada 10 manifestó tener una conciencia parcial de enfermedad, es decir, que “no consideran a las adicciones como una enfermedad, por lo que es importante trabajar con las familias y los integrantes de grupos de amigos o de pertenencia barrial”, señaló Segovia. En cuanto a con quién consumen, el 45.5% respondió que con su grupo de pares.
El perfil de consumo de los pacientes atendidos en la red bonaerense refleja que existe un marcado predominio de la población masculina, pues solo un 29.7% del total de pacientes son mujeres. El promedio de la “edad de inicio al tratamiento” se ubica en los 28 años mientras que la “edad de inicio al consumo”, se ubica en promedio a los 16 años. Es decir que “tiempo de consumo” antes de buscar asistencia se aproxima a los 12 años. “Esto refleja que existe una brecha entre el inicio al consumo de sustancias y el acceso a un tratamiento por consumo problemático”, reflexionó Segovia.
En cuanto a la sustancia que es motivo de consulta a un centro de atención de las adicciones, se informó que el 30,9% demanda tratamiento por consumo problemático de cocaína. Le sigue el consumo de alcohol, que representa el 25,7% del total de los pacientes, mientras que el 24,9% de los pacientes consigna a la marihuana como droga principal.

EN EL TERRITORIO

Durante el primer semestre de este año, el ministerio de Salud intensificó el trabajo de prevención de las adicciones al trabajar en forma articulada con organizaciones barriales y referentes religiosos de fuerte inserción comunitaria en barrios de alta vulnerabilidad social.

En este sentido, Segovia destacó las acciones emprendidas con sacerdotes de San Justo, Gregorio de Laferrere y Pergamino, quienes desarrollan una labor sostenida de prevención y asistencia a jóvenes con consumos problemáticos.

Publicar un comentario