AVISO (900x113)

Un comerciante de Pinamar aportó el artefacto que servirá para mejorar el sistema de calefacción que reciben los abuelos.

Ignacio Serra, propietario del café Status de Pinamar, donó una caldera para mejorar el sistema de calefacción del hogar de ancianos que depende del Hospital Municipal.
El aparato ya fue trasladado a Madariaga y servirá para alivianar el trabajo de la caldera principal del centro asistencial.
Actualmente se cuenta con una sola máquina que, en invierno, permanece encendida al máximo las 24 horas y alimenta, mediante más de 100 metros de tuberías, al edificio donde viven los abuelos. Esto hace que la temperatura está desbalanceada en distintas dependencias de la estructura.
El delegado municipal en el frente de ruta, Santiago Santoro, fue el gestor de la donación y se enteró de este problema luego de visitar el sitio durante el día del padre.
“Hice el comentario en un grupo de amigos y el dueño del café me habló de la venta de su local, el equipamiento que tenía para sacar y se preocupó por este tema”, aseguró Santoro.
La caldera es de industria nacional, perteneció, en un principio, a una clínica de Buenos Aires y hasta hace poco tiempo daba calor a los clientes de Status.
En las últimas horas fue revisada por personal especializado que trabaja para el Hospital y en las próximas semanas se hará una proyección de tareas a realizar para hacer los cambios necesarios en las tuberías y proceder a la puesta en marcha del artefacto.

Publicar un comentario