AVISO (900x113)

Hubo almuerzo para agasajar y recordar la historia de la institución.

El intendente, Carlos Esteban Santoro, el secretario de coordinación, Miguel Vallo, y el director de juventud, Luciano Balbín, estuvieron presente en el agasajo que se realizó este mediodía en la sede central de la institución en Brasil y Chile.
Corría el año 1968 cuando un grupo de jóvenes del barrio Belgrano, de entre 15 y 16 años, jugaba al fútbol en la canchita del Hogar San Juan Bautista, con permiso de la hermana Rafaela.
Oscar Paso, Eugenio Arana. “Betino” Escobar, Hugo de la Rosa, Luis Cabral, los hermanos Hermenegildo, entre otros competían en los campeonatos de los barrios y querían pasar al fútbol mayor de Madariaga.
Don Florencio Luengo los apadrinó y formó la primera Comisión del Club, al que le dieron el nombre del hogar donde jugaban y, después del receso del 68/69, pasaron a competir en la Liga Madariaguense de fútbol.
Fueron campeones en los años 1976 y 1978, época en la que lograron adquirir una propiedad añeja de la esquina de Chile y Brasil.
Tras unos años sin suerte, dejaron la Liga y en 1990 comenzaron con una nueva etapa. En junio de 1997 inauguraron en su sede una cancha de bochas de piso sintético y era la primera de este tipo en Madariaga.
Disputaron un torneo de tríos con buen acompañamiento del público y en la final el equipo de Rogelio Molina, Roberto y Héctor Borges vencieron 17 a 7 a un combinado de San Vicente de Pinamar.
Desde entonces el Club San Juan Bautista es sinónimo de bochas de la ciudad.

Publicar un comentario