AVISO (900x113)

Se vacunó un 14 por ciento más que a esta altura de 2015. La ministra Zulma Ortiz explicó que no es necesario cerrar escuelas o ámbitos laborales cuando se detecta un caso de gripe A y mencionó las demás medidas que previenen las enfermedades respiratorias.
La titular de la cartera sanitaria bonaerense, Zulma Ortiz, instruyó ayer a los secretarios de Salud municipales para que intensifiquen la vacunación antigripal en las embarazadas, las puérperas que no se hayan vacunado durante el embarazo, los niños y niñas de entre 6 y 24 meses y las personas de 65 años y más.
Al mismo tiempo, las autoridades de la cartera sanitaria y de la dirección General de Cultura y Educación de la Provincia explicaron que ya funciona un protocolo de acción para mantener las medidas de higiene y prevención en las escuelas. Al respecto, la ministra enfatizó que "no es necesario cerrar los establecimientos educativos frente a la aparición de casos de infecciones respiratorias".
Las medidas de prevención sugeridas para las escuelas –entre las que se destacan la desinfección y ventilación de los ambientes–, también están indicadas para otros ámbitos que congregan a grupos de personas. Es el caso de las oficinas, fábricas y sitios de trabajo en los que diariamente se comparten los mismos espacios físicos, indicaron fuentes del ministerio de Salud.  

CÓMO PREVENIR EN LAS ESCUELAS

A partir de ahora, cuando se detecte un caso de infección respiratoria, cada escuela de la Provincia deberá notificarlo inmediatamente a la dirección provincial de Gestión Educativa y a la secretaría de Salud del municipio. Se realizará además un consolidado de casos que se remitirá a la dirección provincial de Epidemiología e Información Sistematizada del ministerio de Salud bonaerense.
El protocolo indica que es necesario monitorear la sintomatología de los compañeros de aula del niño afectado, y prevé solicitarles a los padres de los alumnos que concurran al mismo curso que den aviso a las autoridades de la escuela si sus hijos registran síntomas compatibles con gripe. También, se les solicita que consulten al médico y que mantengan al niño en aislamiento domiciliario hasta que reciba el alta médica.
Las autoridades sanitarias, además, están instruyendo a los auxiliares de los establecimientos educativos para mantener una correcta higiene, que incluye desinfección y ventilación de los ambientes.

AVANCE DE LA VACUNACIÓN

El ministerio de Salud informó ayer que ya se vacunaron contra la gripe 774 mil personas, un 14 por ciento más que el año pasado a esta altura. Desde ayer, en tanto, se distribuirá una nueva partida de vacunas provistas por el gobierno nacional para su aplicación gratuita a las personas que integran los grupos de riesgo, es decir, a quienes tienen riesgo de sufrir complicaciones y muerte derivados del virus de la influenza A.
Entre el 29 de marzo y el 28 de mayo último se distribuyeron en las regiones sanitarias de la Provincia un total de 1.498.920 dosis de vacuna antigripal. En rigor, el total de vacunas aplicadas en la provincia de Buenos Aires en lo que va del año asciende a 773.926, contra las 680.622 colocadas en el mismo periodo de 2015. Desde la dirección de Epidemiología explicaron que el registro de las dosis aplicadas tiene habitualmente una demora entre el momento en que la persona se vacuna y la notificación al ministerio.
Hasta el momento, se notificaron al ministerio de Salud provincial 384 casos de gripe A H1N1 y 14 fallecidos por el virus, estos últimos correspondientes a grupos de riesgo que no se habían vacunado.

QUIÉNES DEBEN VACUNARSE

Iniciada a principios de abril, la vacunación tiene por objetivo proteger a las personas en riesgo de enfermar gravemente y hasta fallecer por la gripe. Entre ellas se encuentran las embarazadas en cualquier momento de la gestación; las puérperas hasta el egreso de la maternidad –máximo 10 días después del parto si no la recibieron durante el embarazo– y los niños de 6 a 24 meses.
Asimismo deben vacunarse todas las personas de 65 años y más y el personal que presta servicios en el sector de la salud.

Para disminuir la circulación del virus causante de la gripe es necesario lavarse las manos con agua y jabón en forma frecuente –especialmente al regresar al hogar–, cubrirse la boca con el ángulo interno del codo al toser o estornudar, mantener la higiene del hogar utilizando una taza de lavandina por cada diez litros de agua de red para la limpieza de baños, picaportes, utensilios de concina y demás superficies y ventilar los ambientes todos los días.

Publicar un comentario