AVISO (900x113)

La gobernadora bonaerense dio marcha atrás con el decreto que deroga los artículos que sancionaban con prisión a quienes publiquen datos del patrimonio de sus funcionarios

Un día después del Día del Periodista el gobierno bonaerense sorprendió con un decreto que sanciona con prisión a quienes publiquen datos del patrimonio de sus funcionarios, pero, ante el repudio generalizado, dio marcha atrás a horas de haberlo publicado en el boletín oficial.
Luego del envío de un comunicado en el que se reconoció "un error en la redacción" del decreto, fue la misma gobernadora, María Eugenia Vidal , quien reconoció el error y aseguró que ya firmó la derogación de la polémica medida.
En el programa A Dos Voces, por la señal de TN, Vidal declaró: "La medida no mencionaba periodistas, hablaba de terceros, pero duró horas. Cuando lo supe y detectamos el error firmé el decreto que derogaba [la iniciativa]. Prácticamente no estuvo en vigencia; quiero llevarles tranquilidad a todos los periodistas y a toda la gente".
A través del decreto 647, publicado hoy, Vidal modificó el decreto 116, con el que había obligado a sus funcionarios y a sí misma, además de los agentes penitenciarios y policiales con el grado de subcomisario en adelante, a publicar sus declaraciones juradas de bienes.
La modificación aplicaba una sanción de hasta dos años de prisión a quienes den a conocer el contenido de las Declaraciones Juradas -en su formato integral- que presenten los funcionarios provinciales, policías y agentes de servicio penitenciario. Entre los alcanzados por la sanción se ubica a "terceros". En otras palabras, a los periodistas y medios de comunicación.
Tras expresar que "los errores pueden suceder", la gobernadora enfatizó que "venimos de una Argentina en la que la Afip espiaba, y nuestro Gobierno es diferente. Se acabó el espionaje. Tengo un equipo que trabaja 24 horas, comprometido. Los errores pueden suceder y los corregimos".

La crisis social
Consultada acerca de los supuestos intentos de desestabilización al gobierno de Macri, a los que se refirió la diputada nacional y referente de Cambiemos Elisa Carrió, Vidal se limitó a decir: "Muchos de los que callaron y consintieron que la gente no tuviera luz, que los planes alimentarios no se aumentaran en 5 años y empeorara la situación de los comedores escolares, entre otras cosas, hoy son los indignados. Hoy los que se indignan son los que antes callaban".
"Uno tiene que ser coherente y no tratar de sacar un rédito político y personal de la pobreza y necesidad de la gente", concluyó.


lanacion.com.ar

Publicar un comentario