AVISO (900x113)

El plan de viviendas se readecuó y se estima que el presidente lo anuncie la próxima semana. La cuota promedio será de 5 mil pesos y podrán acceder aquellos que ganen entre 13 y 27 mil pesos.

El gobierno nacional anunciaría el relanzamiento del Procrear, la semana próxima. El plan, que otorga créditos para acceder a la vivienda propia, buscará impulsar la construcción y generar así, nuevos empleos.
Los principales cambios, luego de ser readecuado, tienen que ver con la adjudicación  ya no será por sorteo sino por evaluación de cada carpeta con un puntaje superior para familias de menores recursos, siempre que logren un ingreso equivalente a dos sueldos mínimos que van de 13 mil y hasta  27 mil pesos como máximo.
Por otro lado, el titular de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSeS), Emilio Basavilbaso, adelantó que de la nueva versión del plan, participarán los bancos privados, y también permitirá la compra de inmuebles usados.
Además aclaró que el sistema de puntaje permitirá el acceso a las familias que más lo necesitan y explicó que anteriormente detectaron que "tuvieron acceso familias de ingresos medios altos".
La idea es que aquellas personas que no logren los valores establecidos para poder ingresar al plan Procrear (es decir que cobren por debajo de los salarios mínimos), participen en el Plan Federal de Viviendas.
El monto promedio de los créditos rondaría los $ 500.000 y la cuota sería de 5.000 pesos con un plazo de 20 años.
El subsecretario de Desarrollo Urbano y Vivienda, Ivan Kerr, declaró anteriormente que “lo positivo es que el Procrear ahora se articula entre varios organismos como la Anses que lo fondea con el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS), el Ministerio de Economía, que aporta recursos del Tesoro, la Agencia de Administración del Bienes del Estado (ABE) que brinda tierras y nosotros que seleccionamos a los beneficiarios”, dijo Kerr, que lamentó que en la anterior administración la Secretaría de Vivienda no participaba del programa.
“El Procrear fue un muy buen programa, estuvo muy bien instalado, penetró en el público”, reconoció Kerr, pero cuantificó que los 200.000 créditos que se otorgaron durante su implementación fueron “insignificantes” en relación con el déficit habitacional argentino, que ronda los 3,5 millones de viviendas, en tanto que el crédito hipotecario orilla el 1 por ciento del PIB.
Por otro lado sostuvo que “lo que el presidente Mauricio Macri quiere es que la gente pague por cuota de crédito hipotecario lo mismo que se paga por un alquiler normal”.
El subsecretario consideró que el Procrear fue positivo pero no se segmentó a los beneficiarios, se hizo sorteo pero el crédito no llegó a quien más lo necesitaba. “Si el Estado va a subsidiar vivienda que esa casa vaya a quien más lo necesita.

“No puede ser que gente que viva en un barrio cerrado haya obtenido un préstamo del Procrear, de última tendría que haberlo pagado a tasa de mercado” y no subsidiada, opinó.

Publicar un comentario