AVISO (900x113)

Ésta fue la última frase que pronunciara el creador de nuestra Bandera Nacional, Don Manuel Belgrano, en su lecho de muerte, allá por 1.820, cuatro años después de la Declaración de la Independencia, que hoy 9 de Julio estamos festejando.
Y por qué habrá dicho eso? Porque no era por lo que él había peleado en el frente de batalla ante los españoles, con San Martín, Güemes, y otros tantos valientes, que, justamente, no estaban sentados en el histórico salón de la jura, en Tucumán.
En esos cortos años había visto innumerables desencuentros, traiciones, divisiones y ninguneos a los reales patriotas que pensaban otra idea de país. En esa lista, aunque no soy historiador, humildemente, quisiera incluir a Moreno, que allá por 1.810 estaba pensando la revolución.
Y me pregunto hoy, a 200 años: cómo estamos los 40/45 millones de argentinos?
Para empezar, veo un tercio de la población por debajo de la línea de pobreza, y NO me gusta, creo que a nadie, no?
Sigue pendiente el tema de los unitarios y los federales, que no alcanzó a resolver la Constitución de 1.853. Hoy Dios sigue atendiendo en Buenos Aires.
Justamente, en ese marco jurídico se planteó la división de poderes, cuestión clave para una democracia que se quiera desarrollar como país: el Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial.
Que con el cambio de gobierno hace pocos meses, daría la impresión de que quiere empezar a funcionar. El primero con sus planes de gobierno, que a algunos les gustará más, a otros menos, pero los está tratando de llevar adelante. El segundo, a raíz de cómo votó la gente, ya que nadie tiene las mayorías, está discutiendo las leyes en la legislatura. Y el tercero, pareciera que se está despertando de su larga siesta, y ante la demanda social que reclama precisamente justicia, hoy nos asombra con su celeridad. O eso parece.
Ahora bien, que podemos hacer nosotros, aparte de celebrar este momento histórico?
Les propongo algo: pasemos de ser habitantes a ciudadanos, no sólo al momento de votar, cada dos años, sino cada día que pasa.
Y ustedes me preguntarán cómo? Tienen razón, pero les propongo algo, en particular a los jóvenes, que por cuestiones lógicas, piensan que todo dá lo mismo. No, claro que no todo es igual.
Tratemos de ser más solidarios. Ayudemos a alguien que esté cerca nuestro, que, seguramente tiene una necesidad mayor, aunque sea de afecto. Seamos buenos vecinos. Participemos de alguna ONG, una cooperadora, una sociedad de fomento, un club, una institución religiosa, o política, donde se sientan bien y útiles para la comunidad. Háganse un rato del día y participen, creo que ahí está la clave. Reclamemos a los gobernantes de turno, con respeto, pero con firmeza; si escuchan, les será muy útil para tomar las mejores decisiones.
En fin, no soy nadie para dar consejos, pero me parece que no es tan difícil encontrar un camino común como sociedad, construyendo desde la diferencia, creo que ahí está clave.
Honremos en definitiva, a aquellos patriotas que lucharon por la independencia, queda mucho trabajo por hacer.
Pese al título … Felices jóvenes 200 años, REPÚBLICA ARGENTINA

                                                                                            Miguel Martín

                                                                                           DNI 14..14.682

Publicar un comentario