AVISO (900x113)

Luego de la nota aclaratoria de Camuzzi Gas sobre los límites de los aumentos surgieron dudas en los usuarios para saber si están pagando de más.

Llegaron las facturas de gas y trajeron, además del tarifazo, dudas. Las idas y vueltas del Gobierno en la aplicación del tope tarifario hicieron que las distribuidoras tuvieran que facturar dos veces, en algunos casos, los mismos consumos. Y debieron incorporar cupones para permitir pagos mensuales y desdoblar en dos el consumo.
El Ministerio de Energía dispuso que el aumento no puede superar el 400% en los usuarios residenciales ni el 500% en los comercios e industrias. Pero ese porcentaje no es lineal, sino que supone tener consumos iguales entre un bimestre y otro.
Hay una manera de no pagar de más. Es un cálculo matemático que requiere cierta paciencia, pero es relativamente fácil de hacer.
El primer paso consiste en tener a mano una factura previa al aumento de abril. La factura previa será útil para rescatar el cuadro tarifario anterior.
La factura se compone de tres cargos: uno fijo, otro llamado Focegas (también fijo) -presente en algunas provincias- y otro cargo variable. El cargo variable es el valor del metro cúbico consumido y se multiplica por la cantidad de consumo, que la factura debe informar. Además, están los impuestos.
El Gobierno aumentó el cargo fijo y el variable y dejó el cargo Focegas sin cambios.
La nueva factura informa la cantidad de metros cúbicos de gas consumida.
Entonces, la cuenta consiste en multiplicar la cantidad de gas consumida de la factura actual por el valor del metro cúbico de la factura anterior (viejo cuadro tarifario). A eso se suman el cargo fijo y el cargo Focegas de la factura vieja. Y el resultado se multiplica por cinco.
La cuenta dará el tope que hay que pagar en la factura actual, sin impuestos. Si el subtotal sin impuestos es menor a ese resultado, la facturación fue correcta, ya que el aumento fue inferior al 400%. El resultado no puede ser mayor, porque superaría el 400%.
En el caso de los usuarios comerciales, para verificar que la factura no supere el 500% hay que hacer la misma cuenta. Pero, en vez de multiplicar por 5, hay que multiplicar por 6.
Hay una excepción a tener en cuenta. A veces, el mayor consumo de gas hace que el usuario suba de categoría. Puede pasar, por ejemplo de un residencial R1 a un R34, por ejemplo. El valor del cargo variable depende de la categoría: a más consumo (más categoría), el valor del metro cúbico es mayor.
Es importante, entonces, chequear en la factura vieja y en la nueva que la categoría del usuario residencial sea la misma. Si el usuario saltó de categoría porque consumió más (algo probable, por el frío de abril), la cuenta será más engorrosa, porque el valor del metro cúbico previo al tarifazo no estará en la factura anterior y hay que buscarlo en la web del Enargas, donde están todos los cuadros tarifarios de los últimos veinte años.

Publicar un comentario