AVISO (900x113)

Dejó de existir en nuestra ciudad la antigua convecina Herminia María Luquez de Miguelez, integrante de una tradicional familia madariaguense.
La extinta había transcurrido gran parte de su vida en el paraje de la laguna La Larga, donde por su calidad humana y su espíritu solidario supo ganarse el cariño de cuantos le frecuentaron.

Su restos recibieron cristiana sepultura en el cementerio local acompañados por un nutrido cortejo de familiares y  amigos.

Publicar un comentario