AVISO (900x113)

Luego de la demanda penal que iniciara la administración actual contra el ex intendente y parte de su gabinete, por presuntos hechos de corrupción que afectaron el erario público, Cristian Popovich envió una carta al diario El Mensajero de la Costa.

En su descargo sostiene que “no hubo un solo hecho que permitiera sospechar” de su honestidad en el desempeño de la función pública y advirtió que no permitirá que “se ensucie su nombre y honor por una estrategia política”.

Hace referencia a un “manoseo periodístico” y afirma que la denuncia “es falsa e inconsistente”.

“No falta un centavo de lo recibido. Nadie se robó nada y esto es de absoluto conocimiento del denunciante”, agrega en clara referencia a Esteban Santoro, al tiempo que anticipa que se pondrá a disposición de la justicia.

El texto completo

He tomado conocimiento de la noticia periodística sobre una denuncia penal que me involucra, motivada en la frustrada construcción del jardín Maternal N°2 de nuestra ciudad. Ante la enorme cantidad de llamados solidarios, quiero manifestar a los vecinos de mi querida ciudad que nada tengo que ocultar.

Fui educado con valores fundamentados en el respeto, la honradez y la honestidad. Durante los años que tuve la responsabilidad de gobernar y administrar nuestro municipio, por elección de mis vecinos, lo hice acompañado por un equipo decente y comprometido.

No hubo un solo hecho que permitiera sospechar de la honestidad con la que me desempeñe en la función pública. Y es por eso que no voy a permitir que se ensucie mi buen nombre y honor por una estrategia política.

No lo merezco y tampoco lo merece nuestra ciudad, a la que someten al manoseo periodístico a través de una denuncia falsa e inconsistente.

Quiero que sepan los vecinos que de la obra en cuestión no falta un centavo de lo recibido. Nadie se robo nada y esto es de absoluto conocimiento del denunciante.

La autorización para adjudicar la obra la dio el Honorable Concejo Deliberante, por unanimidad, con voto del actual intendente que integraba la mayoría del cuerpo.

Como hombre de bien, aun desconociendo los términos de la denuncia, terminada la feria judicial me presentaré a la justicia para someterme a derecho.

Quien no tiene nada que ocultar, no tiene nada que temer.

Tengo la más absoluta tranquilidad de conciencia.
Ser Intendente de mi Ciudad, fue una gran responsabilidad que la comunidad depositó en mí. Estoy seguro que no pude cumplirles a todos, pero el esfuerzo lo hice con la mayor honradez.

A mis vecinos, una vez más, el agradecimiento infinito y el mejor de los abrazos.


centraldenoticiasmadariaga.com

Publicar un comentario