AVISO (900x113)

El grupo de comediantes local tendrá este jueves, desde las 15:00 horas, su última presentación en la Casa dela Cultura durante las vacaciones de invierno.

Julio Srur es el hombre que dispara las películas en el espacio INCAA de nuestra ciudad, pero también es el que maneja las luces, el sonido y mantiene la sala de la Casa de la Cultura. Como si todo esto fuera poco está ligado a la cultura del Rock y del teatro madariaguense. Es este trabajador municipal quién se maquilla la cara, deja de lado el mantenimiento y el manejo de equipos de su ámbito y  se sube a las tablas para meterse en la piel de un payaso.
Hoy, 20 de julio, Facebook dice que Los Payasonsos cumplen años y esto, sumado a las vacaciones de invierno, es lo que llevó a División Prensa a entrevistarse con uno de ellos para promocionar la presentación de mañana a las 15 horas en la sala principal de la Casa de la Cultura. Al comenzar, rápidamente Srur asegura que el grupo tiene entre 8 y 10 años y que la red social genera algunas confusiones. Sin embargo no se percata que el 20 de julio es el día del amigo y ellos, los payasos, se podría decir que son unos buenos amigos del público.
  Estamos seguros que arrancamos varias sonrisas y con una sonrisa ya nos sentimos conformes, así que imagínate con muchas

Todo nació como una idea del grupo teatral Drakma que en esa época era dirigido por “el turco”. “Surgió la necesidad de hacer una obra para chicos que fue rápidamente escrita y en la etapa original contaba la historia de cuatro payasos”, asegura el comediante. Ellos eran Natalia Duarte, Mauricio Romero, Luciano Chiaramello y el propio Srur.
Después de las primeras presentaciones programadas se decidió continuar con la obra y así fueron pasando los años, los escenarios y las experiencias.  
También fueron cambiando los integrantes: salieron Chiaramello y Romero, se sumó “Pupi” Coronel y, luego, se fue Natalia Duarte y fue reemplazada por Lara Srur.
“Uno piensa en eso y sólo se da cuenta cuando ve la historia en fotos, se ve más canas y le toma la importancia que genera el paso del tiempo. Uno ve la experiencia que ganamos y eso es lo lindo”, sostiene este hombre de voz gruesa.
Durante la charla surge la aclaración hacia el tipo de actuación que se ejecuta sobre las tablas: “somos payasos de pista”; algo que suena como inentendible hasta que llega la argumentación. “Es el payaso torpe, sonso, con rutina común pero con mucho corazón”,  remarca mientras recuerda que la palabra pista representa a los circos y que este tipo de actuación se utiliza mientras se preparan las jaulas para los leones o las rutinas de malabaristas.
“Estamos más que contentos. El martes vinieron unas 180 personas y nos aplaudían todo el tiempo y eso es señal de que les gusta lo que hacemos. Las experiencias que te quedan marcadas son los dibujos que traen los chicos o ver a muchos que eran niños, pasaron a ser adultos y se acuerdan de uno. Es una satisfacción sencilla, cortita y simple que para mí ahí está la gran importancia de todo”, se sincera.
También remarca que al comenzar sólo tienen un pequeño libreto, luego saben cómo retomar a la mitad y cómo deben cerrar el espectáculo. Todo lo que se denomina “cuartas” son improvisaciones en donde también participa el público.
“Es una hora y están todos invitados. Estamos seguros que arrancamos varias sonrisas y con una sonrisa ya nos sentimos conformes, así que imagínate con muchas”, cierra Srur.
Este jueves tendrán su última presentación, luego de la ya hecha el martes con más de 180 personas, con una entrada popular de 40 pesos a las 15 horas.

Publicar un comentario