AVISO (900x113)

En su discurso por el bicentenario de la Patria el intendente pidió sumar esfuerzos para lograr un país generoso y pujante.

Luego del desfile de gala que tuvo al palco oficial frente al palacio Municipal, el jefe comunal brindó su discurso por el Bicentenario de la Patria en el predio de la estación del ferrocarril.
Carlos Esteban Santoro agradeció a todas las instituciones intermedias que participaron del desfile y ponderó el trabajo de la Comisión del Bicentenario que llevó adelante la organización de la jornada.
También destacó el trabajo de las escuelas, los vecinos y los municipales en la colocación de adornos que dieron clima festivo a las calles de nuestra ciudad.
No ahorró palabras de elogios y agradecimientos a los concejales de todos los bloques, al presidente de ese cuerpo,  Federico Zotta, a los consejeros escolares por las tareas de mejoras en los establecimientos educativos, a los representantes de cada uno de los credos, a las autoridades de la policía y a los bomberos.
Estas palabras fueron el puntapié inicial para buscar en su mensaje el sentimiento, el significado y la importancia de la palabra unión.
El intendente hizo una breve reseña histórica y resaltó la fuerza, la preocupación y la ilusión de los próceres que participaron de la gesta de independencia en Tucumán.
“Se cumplen dos siglos de la independencia de lo sucedido en 1816 y aunque nos parezca lejano nos dejó como legado una serie de valores que aun hoy seguimos construyendo. Porque nunca se termina de construir una nación, nunca se deja de construir la independencia. Esos valores nos guían y nos sirven como ejemplo a la hora de enfrentar nuestros desafíos actuales.
El valor de unirnos a pesar de nuestras diferencias, el de mirar hacia adelante, el de no bajar los brazos aunque los sueños parezcan imposibles, el de poner lo mejor de nosotros y aportar desde nuestro lugar para que todos puedan tener una vida mejor”, pidió Santoro.
“Estamos transitando nuestro tercer siglo como nación independiente y tenemos la oportunidad única de diseñar juntos este tercer siglo: el que vamos a vivir nosotros, nuestros hijos y nuestros nietos. Por eso la confianza es fundamental creamos en nosotros como comunidad, como país.
Tenemos que confiar en nosotros y en nuestras capacidades. Esa confianza se construye, se alimenta y se inspira diciendo la verdad, actuando con buena fe, trabajando en forma transparente para los demás y demostrando que cada día, en definitiva, todos queremos lo mismo: que los argentinos tengan la calidad de vida que se merecen”, aseveró el mandatario local.
“Así tiene valor la declaración de la independencia de 1816. Todos podemos ser protagonistas de este tiempo porque el país necesita de cada uno de nosotros. Ese protagonismo implica participar con buenas intenciones, comprometernos con el sueño común y mirar juntos hacia adelante porque no podemos cambiar el pasado. La herencia existe. Pero no es más que el punto de partida. Es ahí donde tenemos que poner el foco en lo que viene y es ahí donde más que nunca tenemos que sumar esfuerzos porque está en nuestras manos la posibilidad de ser esa generación  que logre un país unido, generoso, pujante, que confíe en su gente y en sus capacidades. Donde todos crecen en igualdad de condiciones. Como intendente les digo hagámoslo juntos porque unidos somos más fuertes y seamos protagonistas  de la independencia argentina”, solicitó ante el aplauso de los presentes.

Publicar un comentario