AVISO (900x113)

Aunque fue un paso fugaz, cronométricamente calculado, la gobernadora María Eugenia Vidal concretó su visita a sectores de la ciudad. Proveniente de Rauch, recorrió en compañia del intendente Zubiaurre las instalaciones de la fábrica Mateo Hnos, de avenida Bavio. Quedó gratamente sorprendida por la modernidad de la misma.
Acto seguido y siempre bajo la estricta regencia del reloj, estuvo en el Hogar de Ancianos "San Francisco Javier", donde departió con su personal, saludó a los ancianos, se tomó un verdadero descanso a su ajetreada agenda, poniendo al desnudo su enorme sencillez y humanidad. Rió y charló con todos, hizo selfies, fue reporteada por un abuelo de la revista La Jovata, recibió regalos y disfrutó.
Se la vió cansada, pero alegre. A la hora de contestar preguntas aseguró a la prensa que a pesar de la nefasta herencia recibida, su equipo trabaja incansablemente para mejorar la situación, principalmente de quienes menos tienen.
Estuvo y se fue rápido, no obstante dejó su impronta. Con la humildad que la caracteriza María Eugenia Vidal al menos devolvió los intereses de la deuda contraída para la fiesta del cumpleaños de la ciudad.
Y según dijo, pronto la estará saldando. Acá siempre será bienvenida.-


laverdadayacucho.com.ar

Publicar un comentario