AVISO (900x113)

Algunos poseen antecedentes penales. Fueron demorados luego de enfrentarse con efectivos de fuerzas de seguridad.

El fiscal subrogante Eduardo Elizaguirre toma declaración a los implicados en los incidentes que se produjeron en la tarde – noche de este domingo en distintos sectores del barrio San Martín A.
La causa se inició con la intervención del fiscal Juan Pablo Calderón, de la ciudad de Pinamar, pero el subrogante de la UFID 8 se hizo cargo del proceso en las primeras horas de esta mañana.
Los ocho (8) aprehendidos, siete (7) hombres y una (1) mujer, fueron demorados por atentado y resistencia a la autoridad, lesiones y daños agravados.
Todo se desencadenó cuando los implicados regresaban de disputar un partido de fútbol y, al encontrarse bajó los efectos de bebidas alcohólicas, iniciaron una gresca que fue denunciada por los vecinos al Centro Operativo de Monitoreo, a través de un llamado al sistema 108.
En el primer enfrentamiento hubo pedradas contra una vivienda, una patrulla que llegó al sitio y golpes y botellazos contra el personal policial.
Al arribar los refuerzos se debió recurrir al disparo de postas de goma, para persuadir y dispersar a los agresores que seguían lanzando botellazos y piedrazos. Allí se produjeron las primeras cuatro (4) aprehensiones.
Luego se iniciaron rastrillajes en distintas viviendas linderas al lugar en donde se originó todo – Calle 6 esquina 19 – y se logró capturar a dos (2) individuos más que estaban escondidos en la copa de un pino.
Por último se logró la captura de las últimas dos (2) personas que se habían parapetado dentro de una casa y accedieron a entregarse al verse rodeados durante casi tres horas.
El operativo cerrojo continuó durante la madrugada e involucró a la Policía Comunal, la Local y miembros de la Patrulla de Prevención.
Tres efectivos policiales recibieron golpes leves y uno de ellos debió ser trasladado al Hospital Municipal para recibir atención médica.
El área de seguridad debió articular el trabajo de las fuerzas policiales disponibles para lograr pacificar el barrio y contener a los vecinos.
La causa que se inició con el fiscal de Pinamar, Juan Pablo Calderón, recayó en la Fiscalía de nuestra ciudad, la cual está siendo subrogada por Eduardo Lizarraga.  

Publicar un comentario