AVISO (900x113)

Mientras por un lado –en Sarmiento y Zoppi- varias tolvas enviaban el cemento hacia la obra horizontal que ya comienza con su cuarto piso, a pocas cuadras de allí –aproximadamente al 150 de Avellaneda- la topadora dio por tierra con la construcción donde antaño existió una joyería muy conocida, la de Lafrossia y también residió, entre otros, la familia Etcheverry Olariaga.
Una muestra bien acabada de que el progreso ha elegido a Gral. Madariaga porque ofrece todas las alternativas hacia el futuro y más ahora en que hay un nuevo horizonte abierto.

El ingeniero ayacuchense Iván Robles, está al frente de este nuevo emprendimiento, que va a contribuir también a cambiar la fisonomía de esa arteria tan popular y comercial

Publicar un comentario