AVISO (900x113)

Profesionales del hospital provincial de Niños “Sor María Ludovica” de La Plata expondrán, en Australia, dos trabajos sobre “atresia de esófago”, una malformación congénita que afecta a 1 de cada 2.000 nacidos vivos. Uno de ellos presenta una técnica innovadora creada por el jefe de Gastroenterología de ese establecimiento que ya se utilizó en 12 niños con muy buenos resultados.

Los especialistas explicaron que esa enfermedad es un trastorno del aparato digestivo por el cual el esófago, que lleva el alimento desde la boca hasta el estómago, no se desarrolla como debería durante la gestación. Por eso, los niños y niñas afectados requieren de una intervención para alimentarse. El Servicio de Gastroenterología del hospital provincial Sor María Ludovica es el único hospital público en el que se los puede intervenir por endoscopia, sin necesidad de sutura.

La titular de la cartera sanitaria, Zulma Ortiz, felicitó al equipo y dijo que, “pese a las numerosas dificultades que atraviesa nuestro sistema de salud, sus recursos humanos no dejan de sorprendernos y darnos gratificaciones como éstas, que redundarán en una mejor salud para los niños y niñas de la provincia”.

El trabajo, en el que se describe la nueva técnica, se presentará en la 4ª Conferencia Internacional sobre la atresia del esófago que se realizará en Sydney el 15 y 16 de septiembre, bajo el nombre de “Terapéutica con imanes en atresia de esófago”.  Su creador es el médico Ricardo Ben, jefe de gastroenterología del hospital, quien aplicó esta técnica de anastomosis (conexión) magnética entre junio de 2001 y julio de 2015, en 12 pacientes pediátricos, 8 varones y 4 mujeres.

LA CONEXIÓN

“El procedimiento consiste en colocar dos imanes, uno en el cabo superior y otro en el inferior del esófago, en aquellos pacientes en el que los cabos están a una distancia no mayor a 2 centímetros para que haga efecto la fuerza de atracción. Una vez que los imanes se unen generan un túnel que hace un esófago permeable y se evita la cirugía”, explicó Cecilia Zubiri, una de las gastroenterólogas del servicio que participará del Congreso.

La especialista agregó que, según los resultados, la colocación de imanes mínimamente invasiva logró una buena evolución a largo plazo y se evitó la cirugía y las suturas en el tórax.

El segundo trabajo que el equipo del Ludovica llevará a Australia se llama “Evaluación de la función motora del esófago, con manometría de alta resolución,  en adolescentes con atresia esofágica corregida”, y es un estudio que permite prever complicaciones futuras en adolescentes con atresia de esófago y ajustar el tratamiento.

Publicar un comentario