AVISO (900x113)

La ciudad de Castelli, puso a disposición un excelente escenario y los grandes actores del Rally Mar y Sierras protagonizaron el espectáculo y en conjunto brindaron un memorable espectáculo, con récord de participantes, lucha intensa en las diferentes divisionales y sobre todo en la segunda jornada, con múltiples golpes de escena y variaciones en la clasificación. Ariel Robbiani, se retiró ganador y puso el campeonato de la clase mayor al rojo vivo.
El piloto de Chillar y último campeón del Rally Mar y Sierras, Ariel Robbiani, ganó el Rally de Castelli y puso 2 a 2 el marcador anual en cantidad de triunfos, con Federico Devoto, que en esta competencia fue su escolta, quedando a 17 segundos en la clasificación final de la fecha.
Ayer, Devoto ganaba el primer parcial y a partir de la segunda prueba especial, Robbiani logró saltar al liderazgo y ganar las tres especiales restantes de la etapa. Hoy, durante la segunda etapa, la situación fue inversa, ambos salieron a dar todo y quedó demostrado en las amplias mejoras en los tiempos de las pruebas especiales, con respecto a las pasadas de ayer, y en el principio del día, el último campeón, amplió la diferencia, que sobre el final recortó el representante de Chivilcoy, ganando la Power Stage y los puntos extras, que este último tramo cronometrado otorga para el certamen. Con este triunfo, Robbiani acorta diferencias en el campeonato, que sigue teniendo como líder a Devoto. En la tercera colocación finalizó Rafael Bastard, quien hizo su presentación en la categoría, a bordo de un VW Gol Trend Maxi Rally y hoy mostró una recuperación, luego de retrasarse, por problemas en la caja de velocidades durante la jornada del sábado.
Cristian Castelo logró su segundo triunfo consecutivo en la N4 Light, que le otorga algo más de luz en la cima del campeonato. El piloto que representa a San Bernardo logró hoy hacer algo más de diferencia, luego de una etapa inicial muy disputada con Eduardo Lonati, que lo escoltó en la clasificación, en una muy buena actuación, cortando una racha de poca cosecha de puntos en las últimas presentaciones. A pesar de tener que penar con la rotura del cardan, Claudio Bugaleto, fue quien ocupó el tercer escalón del podio.
Tomás Sanz logró cortar el invicto de Esteban Bilbao en la clase Junior y lograr su primer triunfo de la temporada en el Mar y Sierras. Bilbao dominó en el primer día de carrera, pero hoy una penalización de un minuto lo retrasó, igualmente quedó segundo, lo que le permite seguir con una espectacular cosecha de puntos y mantenerse en lo más alto de la tabla de su clase y también del campeonato absoluto. Silvio Huzman fue tercero, luego de haber estado ausente en la competencia de Brandsen, volvió para celebrar en el podio.
Eduardo Durante, se impuso en la A, una de las divisionales que otorgó mayor espectáculo en esta cuarta fecha. El piloto de Chivilcoy, logró el segundo triunfo de su carrera, superando por tan sólo 3 segundos a Mauro Minetti, diferencia muy escasa, si tenemos en cuenta que se recorrieron 121 kilómetros cronometrados. Nunzio Vernaci logró el tercer lugar en la divisional, lo que le permitió subir en dos oportunidades a la premiación, ya que también se impuso con su Renault 18, por la Copa Clase A histórica.
“Moro” Segura volvió y ganó, en la clase A Light, donde logró el campeonato en los dos últimos años. Segura ganó la etapa de ayer con comodidad, pero hoy, en el comienzo, sufrió un recargo, que lo retrasó parcialmente, porque luego volvió a posicionarse como líder, para obtener el triunfo. Juan Pablo Zarkovich quedó segundo, cortando una muy mala racha de abandonos, a pesar que en la etapa inicial la rotura de un neumático  lo retrasó cuando mantenía una batalla muy entretenida con Segura. Jorge Robbiani sigue teniendo una muy buena temporada, el fin de semana quedó tercero, para subirse por tercera vez al podio en esta temporada.
En la clase N3, el ex piloto de Safari, Alfredo Davila,  obtuvo su primer triunfo como piloto de rally. A bordo de un Seat Ibiza logró imponerse en esta divisional, superando a Sergio Arenas y Ariel Scafati, que culminaron segundo y tercero respectivamente.
En la clase N2, Mario Llinas logró la victoria, después de haber penado con la rotura del embrague, que por poco no lo dejó afuera de la competencia. El necochense, que venía de protagonizar un vuelco en la fecha anterior, disputada en Brandsen, volvió a la senda triunfal, superando por sólo seis décimas, a Roberto Isidro, si! menos de un segundo luego de 121 kilómetros cronometrados, una diferencia ínfima, sobre quien llegaba como último ganador. César Bilbao quedó en la tercera colocación, a 17.5 segundos del triunfador.
Por segunda carrera consecutiva, Edgardo Rincón se volvió triunfador a General Madariaga, al lograr imponerse en la N1 por cincuenta segundos a Raúl Redondo, que de esta manera protagonizó su mejor actuación en la categoría. El podio lo completó el local Gustavo Malgor.
Dando un batacazo en el último rulo, Eduardo Guzmán volvió a ser ganador en la ZM. El “flaco”, que había atravesado algunos inconvenientes en la jornada inicial, logró pasar del quinto al primer puesto en los últimos tramos de la carrera para sumar un logro más a su extensa carrera, pero el primero en 2016. Recuperándose del vuelco que protagonizó en Brandsen, Jerónimo Vitral quedó en la segunda posición, y Diego Prina quedó tercero, protagonizando su mejor actuación, subiéndose por primera vez al podio.

Los protagonistas de la categoría, coincidieron en resaltar el excelente trabajo organizativo de la gente de Castelli, que presentaron unos trazados en perfectas condiciones, que contribuyeron al normal desarrollo del espectáculo.

Publicar un comentario