AVISO (900x113)

De acuerdo con el nuevo estado de situación, la epidemia de dengue registrada en los últimos meses demuestra un incremento del 53% de casos autóctonos en relación al brote endémico del 2009. Con la presencia del Aedes aegypti en 21 provincias, nos encontramos frente a una fuerte problemática de Salud Pública. El tiempo es hoy.

Comenzó septiembre y de cara al verano, que se prevé será uno de los más calurosos de los últimos años, aparece una profunda preocupación sobre la epidemia del Dengue. Pero también sobre de la expansión de otras enfermedades como el Zika y la chikungunya, todas transmitidas por la picadura del mosquito Aedes aegypti.
Según el informe publicado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), con última actualización al 26 de agosto de 2016, y en relación al reporte epidemiológico publicado por el Ministerio de Salud de la Nación, en lo que va del año se notificaron 76.803 casos de dengue en todo el país, de los cuales 41.207 fueron confirmados. Los datos indican que, hasta el momento, los contagios provocaron un total de 11 muertes. En la Provincia de Buenos Aires, entre casos probables y confirmados se contabilizaron 3.700 en todo el territorio.
El Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires trabaja, indaga y advierte sobre esta situación desde hace mucho tiempo. En 2013, según informaba la Organización Mundial de la Salud (OMS), se reportaron casos autóctonos en al menos nueve provincias de Argentina. En 2014, nuestro país no era un territorio endémico de dengue, aunque ya existía la presencia del vector en la mayoría de las provincias. A principio de este año, desde el Colegio se advirtió que, pese a que hoy se tiene el conocimiento de que el cambio climático es el principal motivo de expansión de estas y otras enfermedades -por las temperaturas más altas  y climas más húmedos-  el avance del Dengue era inminente en nuestro país. Las medidas para abordar la situación no se problematizan en relación a este hecho.
Hoy hay 21 provincias en la que se encuentra el Aedes aegypti y sólo el 3,7% de los casos son importados (personas que se contagiaron en las zonas afectadas fuera del país).

Situación del Zika en Argentina
Durante el 2015, la OMS indicaba que el Zika se estaba propagando de manera explosiva en el continente. Si bien el dengue continua siendo más peligroso para la salud, la situación actual demuestra que “desde 2007 hasta el 10 de agosto de 2016, 69 países y territorios habían notificado transmisión vectorial, 66 de ellos desde 2015 (…) 52 han notificado el primer brote en 2015, o posteriormente.” En este contexto, Argentina ha notificado, desde el año pasado hasta hoy, casos de transmisión vectorial el virus del Zika
y casos de transmisión de persona a persona -sin mediación del mosquito-, a través de relaciones sexuales.

El panorama
Dentro de este panorama sanitario y ante la llegada de la época estival, el dengue se convierte en una problemática grave para la Salud Pública mundial, producto de los múltiples factores y cambios que vive nuestro mundo: consecuencias del cambio climático, aumento de la población mundial en áreas urbanas de manera acelerada y no planificada y pobreza estructural, se mezclan con otras muchas problemáticas que incumben al sistema de salud. Mientras se busca trabajar la prevención con recomendaciones y hábitos cotidianos, como no acumular agua en recipientes en los hogares y la fumigación (medidas necesarias que se deben implementar en los hogares, pero que deben ir acompañadas de una política global para frenar la epidemia), nada se hace en relación a los grandes basurales en donde los mosquitos transmisores encuentran las condiciones ideales para su reproducción.
Pese a estos trabajos de prevención, y a que se están trazando los lineamientos para realizar seguimientos y vigilancia de control, los casos confirmados siguen aumentando.  Las condiciones de vida se han ido complejizando y la epidemiologia clásica ya no puede dar respuestas efectivas.
Desde el Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires, mucho se ha hablado del concepto de “Una sola salud”, de la situación sanitaria en nuestro país y en la provincia. Se ha manifestado incansablemente la necesidad de abordar a la Salud Pública de manera interdisciplinar en lo que respecta a los temas sanitarios, involucrando a los profesionales de las ciencias médicas, a los gobiernos y a la sociedad en su conjunto.
La mirada, además, debe trabajarse comprendiendo la expansión regional ya que es claro que nos enfrentamos a  un problema creciente de salud en el continente. Se necesita un trabajo realizado entre todas las naciones y en las distintas poblaciones para evitar que los mosquitos se reproduzcan en zonas urbanas. Sin políticas globales de salud efectivas se está en presencia de un terreno perdido. Se necesita decisión política de los gobiernos, trabajo articulado entre todos los sectores, la activa participación de la sociedad y el fortalecimiento de las leyes sanitarias.

En este escenario, los profesionales veterinarios, como agentes de salud pública, deben participar e involucrarse de manera activa para trabajar articuladamente con esos otros actores, en una estrategia integral que involucre a las distintas  áreas de acción: desde la salud, el ambiente y la educación. Única manera de generar no solo controles y vigilancia, sino también de lograr una transformación que nos permita entender la prevención de estas enfermedades  a un nivel macro, proyectando un profundo cambio a nivel socio-cultural en relación a la Salud Pública.

Prevención desde casa: algunas medidas para el día a día.
 En los hogares, evitar que se formen criaderos de Aedes aegypti, disminuye las posibilidades de que se transmitan los virus Zika, el Chikungunya y el Dengue.

-Eliminar los recipientes en desuso que puedan acumular agua.           
-Tapar los tanques o depósitos de agua de uso doméstico.
-No arrojar recipientes o basura en lugares en los que se acumule agua.
-Mantener los patios y jardines desmalezados.

-Eliminar el agua de los platos, floreros y porta-macetas, colectores de desagües de aire acondicionado o lluvia, dentro y fuera de la casa. Cambiar el agua de las mascotas diariamente.

Publicar un comentario