AVISO (900x113)

Desde sus orígenes, el 16 de septiembre fue, para la juventud, como el 24 de Marzo, sinónimo de lucha contra la impunidad. Los reclamos de juicio y castigo a los culpables, o el desafiante ¡30.000 detenidos desaparecidos, presentes! se convirtieron en consignas frente encubrimiento de los genocidas y de sus cómplices civiles.
Cumpliéndose 40 años de la Noche de los Lápices y 10 años de la segunda desaparición de Jorge Julio López durante la democracia, desde el Partido Obrero y la Unión de Juventudes por el Socialismo se realizó un mural que reclama por la cárcel común efectiva para los genocidas. Este planteo cobra mayor importancia en un contexto se desarrolla un masivo repudio a la domiciliaria para algunos de ellos, como Etchecolatz.
Complicidad que ha tenido sus momentos de mayor expresión en los intentos de reconciliación con los genocidas. Por ejemplo con las leyes alfonsinistas de Obediencia Debida y Punto Final, derrotadas por los sectores populares y luchadores con masivas protestas en la calle.
Desde el alfonsinismo se han generado políticas de perdón y reconciliación. Ninguno de los partidos gobernantes desde el '83 a la actualidad ha tenido la voluntad política de abrir los archivos de la dictadura. Se han sancionado leyes de amnistía como la de punto final y obediencia debida, Jorge Julio López, testigo fundamental en las causas contra los genocidas bonaerenses fue desaparecido en el período democrático, se ha puesto frente a las Fuerzas Armadas a un acusado de crímenes de lesa humanidad como Milani durante el kirchnerismo,y recientemente ministros del gobierno macrista han puesto en cuestión la real existencia de 30 000 detenidos desaparecidos. Todo esto es prueba de que el aparato militar sigue intacto. En contraposición, la organización del movimiento de DDHH junto con partidos políticos de la izquierda ha sido la responsable del enjuiciamiento de los genocidas, aun luchando contra la complicidad del Estado.
En un nuevo aniversario de la desaparición de estudiantes organizados, el reclamo por el boleto educativo sigue en pie. Los desaparecidos en democracia son cada vez más. Por esto, el 16 y el 18 de septiembre de cada año serán jornadas de lucha por las reivindicaciones de ayer y de hoy. El mural pintado por el Partido Obrero pretende visibilizar dicha jornada ante la población madariaguense. Seguimos reclamando: Juicio y castigo a todos los culpables, contra la criminalización de la protesta y contra el tarifazo y en apoyo a las luchas obreras y populares.
No olvidamos, no nos reconciliamos, no perdonamos. Pasan los gobiernos sigue la impunidad. Nunca Más.


Partido Obrero de Gral. Madariaga

Luciano Lago

Publicar un comentario