AVISO (900x113)

El ministro Cabrera lo calificó de “irresponsable”. El FR ya lo presentó en Diputados

Un proyecto de ley que implicaría un freno en algunas importaciones presentado ayer en Diputados, generó un cortocircuito entre el oficialismo y el massismo, que incluyó un cruce directo entre el presidente Mauricio Macri y el diputado Sergio Massa, y que en la víspera continuaron el ministro de la Producción, Francisco Cabrera, y el diputado y directivo de la UIA José Ignacio De Mendiguren.
Cabrera, en esa línea, calificó de “irresponsable” el proyecto del Frente Renovador, para frenar por 120 días las importaciones y sostuvo que esa iniciativa saca a la Argentina “del sistema legal internacional, va en contra de las normas de la OMC y pone en riesgo la seguridad jurídica”.
En declaraciones radiales, Cabrera fue más allá y tildó a la propuesta de “oportunismo político” y dijo que la sola discusión de la iniciativa “afectara la credibilidad comercial” de la Argentina.
De Mendiguren, por su parte, insistió en que a Macri lo “informaron mal” y que el proyecto no prohíbe las importaciones aunque salió a defender la producción nacional.
La iniciativa presentada por Massa ante la Mesa de Entrada de la Cámara baja, declara la emergencia aduanera por 120 días, que se puede prorrogar por otros 120 días, y establece severos controles a los productos importados, con excepción de aquellos imprescindibles para la cadena de producción y los medicamentos.
La iniciativa declara la emergencia aduanera por 120 días y establece severos controles a los productos importados, con excepción de aquellos “imprescindibles” para la cadena de producción y los medicamentos
En ese sentido, el proyecto dispone que la totalidad de las importaciones de bienes de consumo de la nomenclatura común del Mercosur, con excepción de los instrumentos y aparatos médicos y aquellos de la cadena productiva, deberán cursarse por el Canal de Selectividad Rojo, el control más riguroso de la Aduana.
En cambio, el massismo propone que los bienes intermedios se harán por el canal Naranja, un sistema de control de ingreso de las mercaderías menos severo.
El massismo fundamenta que es necesaria la declaración de esta emergencia “ante las graves denuncias de público conocimiento referidas a procedimientos poco claros en los trámites de admisión y revisión de mercadería que ingresa al país” que “ponen en riesgo la estabilidad y desarrollo de las empresas locales”. Agrega que “con el objetivo de garantizar que la producción de las pymes nacionales no se vea perjudicada por prácticas desleales, resulta urgente que por un plazo de 120 (ciento veinte) días, prorrogable, se utilicen inteligentemente las herramientas hoy existentes para administrar el comercio internacional que otorga el marco de la OMC, que son las Licencias No Automáticas”.
Además propone modificar el Código Penal y la posibilidad de aplicar una pena de prisión de 2 a 10 años, a quien impida, eluda o dificulte el control de la autoridad aduanera sobre las importaciones o exportaciones, y otras cuestiones.
Además establece que cuando el contrabando fuese de estupefacientes o elementos peligrosos habrá una pena mínima de cinco años hasta un máximo de prisión perpetua.

MINIMIZAN IMPACTO
Tras señalar que el Gobierno comparte el interés por “cuidar el empleo argentino”, Cabrera minimizó el impacto de las importaciones de algunos productos, especialmente alimentos, en el consumo total de los argentinos y mencionó que las importaciones de “zanahorias representan el 10% (de lo que se consume), la de carne porcina el 4,2; las de manzanas el 0,7 y las de carne aviar el 0,4”.
“Es muy irresponsable que se esté discutiendo la prohibición de importaciones por 120 días, porque eso afecta fuertemente el empleo argentino”, sostuvo el ministro, quien agregó que “si llegáramos a llevar adelante solamente una discusión de este tipo se afectaría la credibilidad comercial y los países a los que se les dejaría de comprar, inmediatamente pondría medidas en contra de la Argentina”.
El funcionario destacó además que en los primeros 7 meses del año las importaciones “cayeron 8%” en comparación del mismo período del año anterior y que “en julio lo hicieron un 17%”.


eldia.com

Publicar un comentario