AVISO (900x113)

Causó un profundo dolor en el grupo de sus amigos que de muchos años integramos la noticia de la desaparición física de Héctor Hobaica (“Ceconato”), cuando contaba 83 años de edad.
El amigo que hoy nos deja tenía muchas virtudes dignas de destacar, entre las más notables el brindarse a sus semejantes, su charla siempre amable en la que destacaba su preocupación por el terruño natal, sus instituciones que siempre acompañó, las fiestas en la ciudad que lo tuvieron de colaborador y por sobre todas las cosas su amor por el fútbol a través del Independiente de sus amores, institución que históricamente tuvo en sus filas a ese ídolo que le dio el mote que Héctor paseó por su vida con orgullo.
Fueron muchas las personas que se acercaron a las ceremonias de velatorio a darle el último adiós, porque consideraban que había sido merecedor de este último homenaje.

Sus restos están siendo velados en Casa Meoqui y recibirán sepultura en la mañana, a las 10 en el cementerio local.

Publicar un comentario