AVISO (900x113)

El intendente, junto a autoridades, entregó reconocimientos a docentes jubilados y a los que se titularizaron en el último año.

El festejo por el día del maestro sirvió para homenajear a aquellos que se jubilaron recientemente y para impulsar la tarea que tendrán por delante aquellos que han sido recientemente titularizados en sus puestos. También sirvió para reconocer a quienes ya, desde hace tiempo, realizan una tarea digna por su entrega a los pequeños para instruirlos y hacerlos mejores personas.
El Acto Unificado que se realizó en la Unidad Académica Nº31 contó con la presencia del intendente municipal, Carlos Esteban Santoro, la secretaria de gobierno, Mara Simiele, la directora de gobierno, Rosana Guglielmetti, la directora de patrimonio y actividades culturales, María del Carmen Torres Carbonell, la directora de planificación social, Fabiana Vela, la inspectora distrital, Alejandra Benítez, el presidente del Consejo Escolar, Adrián Borrelli, el cura párroco, Alejandro Martínez, y representantes del Concejo Deliberante.
Torres Carbonell, en su discurso, dijo sentirse emocionada al ver a las docentes reconocidas en ese acto porque la mayoría “han sido alumnas mías y me colma de alegría y agrado el trabajo que han hecho”.  Luego de resaltar parte de la historia de Domingo Faustino Sarmiento afirmó que la educación ha cambiado mucho con el paso de los años. Entendió que esto se debe a los vaivenes económicos o las distintas políticas que se han aplicado.
Agregó que “hoy los cambios se suceden y los educadores son los protagonistas porque deben redefinir y recategorizar el rol que les cabe. Los maestros comprometen y realizan una tarea que no es un trabajo más. Yo en este homenaje a Sarmiento les propongo analizar las utopías a los más nuevos y a los que están cerca de la jubilación”.
Asimismo llamó a todos a levantar “las banderas de la humildad, la prudencia, de la solidaridad, de la familia y, sobretodo, las banderas de la ética profesional. Disfruten en el marco de una moral ciudadana”, les exclamó.
Luego el cura párroco procedió a bendecir a los maestros que recién se inician en esta etapa de estar al frente de un aula y dedicó una oración para los que se jubilaron: “hay que agradecer a los que terminaron su tarea y son el ejemplo para los que empiezan a caminar esta vocación que han recibido”, sostuvo.
Por su parte la Inspectora Distrital, Alejandra Benítez resaltó tres conceptos primordiales que pidió conservar de Sarmiento:  El posicionamiento y la consolidación de la educación para formar una sociedad y a un pueblo, la igualdad que se creó al instalar la obligatoriedad del acceso a la educación y el rol de la mujer en la sociedad al permitirle ser quien inculque todos los valores.
“La educación es una herramienta superadora y los docentes deben consolidar a los pueblos. Los saludo a todos los que decidieron tomar este camino como herramienta de vida”, cerró Benítez.

Publicar un comentario