AVISO (900x113)

16-10-16 El equipo de nutrición de la municipalidad realizará una jornada con alumnos del instituto San José para concientizar a la población acerca de los buenos hábitos y el lema de este año “el clima está cambiando: la alimentación y la agricultura también”.

El “Día de la Alimentación” se conmemora cada 16 de octubre con el fin de concientizar a los pueblos del mundo sobre el problema alimentario mundial y fortalecer la solidaridad en la lucha contra el hambre, la desnutrición y la pobreza.
El servicio de nutrición perteneciente a la Secretaria de Salud local junto a Desarrollo Social y los alumnos del instituto San José realizarán el lunes 17, una jornada especial acerca de esta temática para celebrar el día.
A partir de las 14 horas desarrollarán, en la plaza San Martín, una feria de alimentación y expondrán los trabajos realizados para tal (maquetas, afiches y canciones).

Acerca del Día de la Alimentación:
La conmemoración de este día fue proclamado en 1979 por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y desde entonces se ha desarrollado, cada año en más de 150 países, dando a conocer los problemas detrás de la pobreza y el hambre.
Desde el 16 de noviembre de 1981, se han adoptado causas, asuntos o lemas con el fin de destacar áreas necesitadas de reformas sociales. Este año es “El clima está cambiando: La alimentación y la agricultura también”
Uno de los mayores problemas relacionados con el cambio climático es la seguridad alimentaria. Las personas más pobres del mundo, -muchas de las cuales son agricultores, pescadores y pastores-, están siendo los más afectados por las altas temperaturas y el aumento de la frecuencia de desastres relacionados con el clima.
Al mismo tiempo, la población mundial crece de manera constante y se espera que llegue a 9 600 millones de personas en 2050. Para cubrir una demanda tan grande, los sistemas agrícolas y alimentarios tendrán que adaptarse a los efectos adversos del cambio climático y hacerse más resilientes, productivos y sostenibles. Es la única manera de que podamos garantizar el bienestar de los ecosistemas y de la población rural y reducir las emisiones.
Cultivar alimentos de manera sostenible significa adoptar prácticas que producen más con menos en la misma superficie de la tierra y usar los recursos naturales de forma juiciosa. Significa también reducir la pérdida de alimentos antes de la fase del producto final o venta al por menor a través de una serie de iniciativas, que incluyen una mejor recolección, almacenamiento, embalaje, transporte, infraestructuras y mecanismos de mercado, así como marcos institucionales y legales. Por eso, nuestro mensaje global para el Día Mundial de la Alimentación 2016 es “El clima está cambiando. La alimentación y la agricultura también”.
La FAO hace un llamamiento a los países para abordar la alimentación y la agricultura en sus planes de acción climática e invertir más en desarrollo rural.
Fortaleciendo la resiliencia de los pequeños agricultores, podemos garantizar la seguridad alimentaria de una población del planeta cada vez más hambrienta, a la vez que se reducen las emisiones.

Publicar un comentario