AVISO (900x113)

06-10-2016 Un sujeto tenía privada de su libertad a su mujer; además la quemaba con cigarrillos y agua hirviendo, la golpeaba, no le daba de comer, e incluso llegó a colocarle una bolsa de nylon en su cabeza para impedirle la normal respiración.

En la noche del martes, por pedido del Fiscal Walter Mercuri y ordenado por el Juez de Garantías de la Costa Diego Olivera Zapiola, se realizó un allanamiento en Villa Gesell, vinculado con un aberrante hecho de violencia de género ocurrido en esa ciudad.
El episodio conmueve por la ferocidad y la locura con la que actuaba un sujeto, quien además de privar a su pareja de la libertad, la quemaba con cigarrillos y agua hirviendo, y la sometía a torturas.
De acuerdo a la fuente oficial consultada, el espeluznante relato de lo sucedido indica que “ esta historia arranca hace 4 meses, pero hace 2 meses que el sujeto tenía privada de la libertad a su pareja. La ataba en una cama y la quemaba, tanto con cigarrillos, como con agua hirviendo. Además, la golpeaba, pues tenía quebradas dos costillas y en una tomografía se vio un traumatismo de cráneo”.
Sigue el relato que “todo se descubre por un llamado que se recibe en la comisaría cuarta de Villa Gesell, dando cuenta que en el domicilio de Av 15 y Paseo 108 había una chica secuestrada. En una primera instancia la víctima adujo varias cuestiones, pero sin reconocer lo sucedido. Manifestó por ejemplo que se quemó con un café que se le cayó o con el agua de la ducha que estaba muy caliente. Sin embargo, cuando llegó al Hospital, el médico manifestó que de ninguna manera ella se pudo haber provocado esas quemaduras, por lo que el principal sospechoso de haberlo hecho era su pareja. Si bien la víctima se negó a declarar, el Fiscal dispuso la participación de una Psicóloga, con quien finalmente la mujer se quebró y contó que su pareja es quien la tenía privada de la libertad, la quemaba con cigarrillos y agua hirviendo, la golpeaba, no le daba de comer, e incluso llegó a colocarle una bolsa de nylon en su cabeza para impedirle la respiración”.
Por todo lo expuesto, se busca a este hombre, que está prófugo, por haber cometido un hecho atroz que fue caratulado como privación ilegítima de la libertad agravada por las lesiones infringidas a la víctima, y por el vínculo que tenían. En ese sentido, se hizo el allanamiento en la vivienda mencionada, donde se secuestraron algunos elementos de interés para la causa.
La mujer en tanto está internada, con custodia y con la asistencia permanente de una Psicóloga.

minutog.com

Publicar un comentario