AVISO (900x113)

20-10-17 Esto ocurrió un 22 de Octubre, hace 53 años………

•        Todo comenzó a partir de un grupo de amigos dispuestos a cumplir sus sueños.
         Estos chicos, unas 20 mujeres y 20 varones, se juntaban todos los sábados en la casa de Don Elía Jorge, en Belgrano 1.254, para, entre otras cosas, mirar por televisión el programa “El Club del Clan”, en el que participaban “Palito” Ortega, Violeta Rivas, “Chico” Novarro, “Jonny” Tedesco, Raúl Lavié y Néstor Fabián, entre otros.
       Como este grupo de amigos, tenían similitud con aquellos, cuando los veían venir, les decían: ¡Ahí vienen los claneros!.
      Fue eso lo que los motivó, cuando decidieron armar el equipo de fútbol, allá por el año 64´, a que éste se llamara Club Deportivo Los del Clan.
     Desde ese entonces, y ya con un equipo formado, comenzaron a participar en diversos torneos de barrios que se jugaban en esa época, en la cancha del San Juan bautista, con rivales como Alsylcar, Los Centrales, Los Zorzales, El Luchador y la mismísima Selección de Madariaga.
    Era costumbre en esa época, que el equipo se reuniera, previo al partido, bajo el tala ubicado junto a la Municipalidad, en Mitre e Irigoyen, (donde hoy se sacan la foto los recién casados, frente al Registro Civil), para luego sí, dirigirse a la cancha.
   El primer partido tuvo un resultado desfavorable, pero luego se recuperaron, y fue así como ganaron su primer campeonato y levantaron la primera copa.
  Ese año también nació la camiseta de los “claneros”.
  Las chicas, que siempre los acompañaban a los partidos saliendo desde la casa de Don Elía, observaron que la gran mayoría de los varones usaban una camisa que estaba de moda en esa época: “Lavi-Listo”, de color celeste. Sólo faltaba hacerle algunos agregados.
  Los puños y los bolsillos pasaron a ser rojos, al igual que una franja, que se ubicó en el costado izquierdo, del lado del corazón. Del mismo modo, el escudo bordado con la sigla L.D.C.
  A su vez, el capitán del equipo, se diferenciaba con una charretera, también roja, sobre los hombros.
  Para completar el uniforme, cada vez que iban a jugar, los muchachos se vestían con un pantalón de color azul y pulóver rojo.
  Como símbolo del compañerismo existente en esa época, las chicas concurrían a la cancha a verlos jugar, y ellos, a su vez, trataban de cumplir sus sueños…jugar al fútbol, marcando hacia el futuro, el estilo del equipo.
  En esa época de campeonatos barriales, sólo se permitía un jugador fichado en la Liga por equipo, y ahí surgió el primer inconveniente entre los amigos: había dos, Juan Carlos Domínguez y Mario Albacete, y podía quedar uno solo, que posteriormente sería el primer capitán del equipo. La elección fue muy difícil y recayó en Mario, que todavía hoy, recuerda aquel episodio.
  Tiempo después, la Liga los invita a jugar un cuadrangular, en el cual salieron campeones.
  Posteriormente, y por el tema de los jugadores fichados, el grupo tiene que dividirse, jugando en clubes separados.
  Ya en el año 68´, Los del Clan y Los Centrales participan por invitación en la Liga Maipuense de Fútbol, donde el equipo sale tercero.
  En el año 1.970, vuelve el fútbol oficial a Madariaga, con la mayoría de los clubes que participaban, previo al receso, en el año 67’. Los del Clan lleva a cabo una exitosa campaña, consiguiendo el 2º puesto.
  Luego, en el año 71’, el equipo consigue su primer título a nivel oficial.

•        Y así comenzó la historia, hace 53 años…, que hoy seguimos escribiendo…


Publicar un comentario