AVISO (900x113)

25-10-17 IGUAL O MEJOR, PERO IRREMEDIABLEMENTE ¡UNICA!
Desde hace un tiempo considerable, las calles de la ciudad y sus alrededores han visto circular todo tipo de carruajes, casas rodantes y automóviles de la más variada gama
Es que –como todos los años- comienza la Fiesta del Talar
Esa creación de un productor local que alguna vez se fue de la Fiesta Nacional del Gaucho y creyó que su mejor aporte a las tradiciones era develar la magia de otra realización, donde se pusiera lo mejor del ingenio y demostrar para si y para los tiempos que vendrían que todo se podía hacer realidad
Carlos Isla, en silencio pero con una capacidad organizativa que llama la atención, con un reducido grupo de colaboradores, fundamentalmente del propio seno familiar, se puso al frente der este desafío que, a través del tiempo, es un orgullo para estos pagos gauchos y concita un interés casi imposible de igualar
Sabido es que no hay en Sudamérica al menos, pero no sería extraño que en todo el mundo, una prueba de riendas con tanta participación de aficionados y con tantos premios
Y un entrevero de tropillas, irrepetible; donde pareciera que al espectador se le escapa el corazón con esos galopes y el campanazo que los devolverá con la yegua madrina, en un son de inexplicable resultado, que demuestra el amor del animal.
Pilcheros de todo el país, artesanos, sogueros, etc., etc, se reservan con tiempo un lugar y vienen para dotarla del mayor de los éxitos, coronándola como una única e inigualable reunión de miles y miles de personas, que se van plenos de cuatro días que comentarán a lo largo del año, para ir preparando, mientras tanto, el regreso el año próximo
Uno no le encuentra una explicación lógica al porqué de la predilección de tantos miles de argentinos, que hasta piden las vacaciones en sus trabajos con el debido tiempo para que su presencia en Gral. Madariaga, sea ineludible
Y hasta algunos –de más de 500 kilómetros de su propio lugar de residencia- que dejaron de lado el deber de cumplir con el voto la semana pasada, porque ya estaban encendiendo el fogón de “El Talar”, aquel que con su llama alumbrará 4 días de pasión criolla
Y ni que hablar del entorno, en donde acompañado de alguna copa cordial, mientras la música es un sonido uniforme, hasta se han concretado noviazgos y casamientos, como una historia plena de hasta donde “El Talar” es única

No debe haber en la ciudad y en la zona, ni una sola persona que al menos no haya pasado al menos un rato por esta fiesta que nos proyecta hacia los cuatro puntos cardinales, como algo que también, seguramente, tiene picos para criticar pero que la hace irremediablemente inigualable

Publicar un comentario