AVISO (900x113)

09-10-17           Escribe: NESTOR ANIBAL CAGNI
El señor Gerardo Domínguez entró al mundo de los medios de comunicación por la ventana, porque para hacerlo hay que conocer algo del tema y él ignora casi todo, fundamentalmente sobre la ética, más allá de la técnica, la elaboración, etc.
Dado que me ha mencionado  en uno de los últimos programas de TV, me siento en la obligación de contestarle más que nada por mi trayectoria de más de 50 años en los medios que me dan suficiente autoridad, además de ser un profesional al que me llevara varios años de esfuerzos estudiar en la universidad y en la escuela de locución. No soy ningún improvisado, sí soy una persona  de bajo perfil, pero de pergaminos suficientes
En lo local, no sé si este señor había nacido cuando yo ya me desempeñaba en Radio Tuyú, por lo que no voy a permitir que me involucre en una cuestión a la que lo lleva la ceguera, el egoísmo y la envidia…
La mención hacia mi persona, viene a cuento de haber formado parte de la delegación madariaguense que hace pocos días participó de la 26ª edición de los Juegos Bonaerenses en Mar del Plata como si la misma constituyera un hecho anormal, siniestro y perjudicial para la población, tal cual intenta hacer creer a algún desprevenido
Para conocimiento de este desconocedor serial, le hago saber que he participado de las últimas 22 ediciones de esta prueba anual, representando a distintos medios de distintas localidades donde he estado trabajando en su tiempo, entre ellos Lobería, Ayacucho, el Partido de la Costa y con los últimos tres gobiernos comunales de Gral. Madariaga y aún el año pasado ya con la administración del doctor Santoro. De ésta no se quejó Dominguez, claro, no había elecciones y eso evidencia que se trata de “rapiñar” algún voto de algún incauto para que esta proeza delictual –la de robar votos, digo- de algún fanático, tenga vida aunque haya que ensuciar a alguna porque la roña intelectual, le carcome las pocas neuronas disponibles
Por otra lado, jamás ha existido de mi parte ni la más mínima pizca de egoísmo ya que siempre he puesto a disposición de los auténticos colegas mi número telefónico para que me llamaran cuantas veces necesitaran información, en su propio canal podrán informarle que hace años que propuse que me alcanzaran alguna cámara para grabarle información, sin que mi cara apareciera y el estimado “Loly” Palacios –otro frecuente asistente a estas instancias- podrá dar fe del respeto mutuo que hemos tenido, a pesar de desempeñarnos en medios competitivos
Para tranquilidad del señor Dominguez, le informo que mi presencia en Mar del Plata, no le ocasiona ningún gasto al contribuyente madariaguense, ya que tanto los médicos como los periodistas y algún otro profesional que ahora no recuerdo, está cubierto por la organización de los Juegos, cuestión que él pudiera haber averiguado si fuera periodista honesto y se informara ante de abrir las fauces
La ceguera de Domingeuz por pegarle a la administración Santoro hizo que el árbol no le deje ver el bosque y por eso salpica y enloda a quien tenga adelante
No he visto una preocupación semejante de Dominguez, cuando los gobiernos comunales justicialistas, nos perseguían a los periodistas que no pensábamos igual; por ejemplo con secretarios comunales amenazándonos en las propias oficinas si no bajábamos los decibeles críticos, amenazándonos hasta con las seguridad de nuestros hijos o con la intención de crearnos alguna causa si no agachábamos la cabeza.
Con esta nota pongo punto final a la controversia creada, no voy a responder a ninguna cosa más: eso si sí insiste Domínguez en criticar mi forma de información, intentando desconocer lo que yo podría saber sobre ciertos deportes, deberé analizar seriamente su capacidad para contar ciertos chistes que a él le parecen dignos…

Finalmente le pido disculpas a Dominguez: Sin querer utilicé un vocabulario desconocido para él; lo traté varias veces en esta nota de “señor”… 

Publicar un comentario