AVISO (900x113)

08-10-17 Un joven que está sospechado de haber asesinado "a sillazos" a su suegra hace un año y medio fue capturado en el Gran Buenos Aires, y la propia hija de la víctima habría reconocido que el móvil del crimen era apropiarse de la vivienda de su madre.
Fuentes judiciales señalaron que el detenido, un hombre de 22 años, de apellido Portal, fue aprehendido por efectivos de la División Homicidios y Delitos Complejos de la Policía santiagueña, con colaboración de sus colegas bonaerenses.
El procedimiento se concretó en un inmueble de Tristán Suárez el viernes y el acusado de homicidio calificado ya fue extraditado a esta ciudad, donde será indagado en el transcurso de esta semana por la jueza de Transición, Rosa Falco.
La investigación se inició el 17 de marzo de 2016, cuando la hija de María Alejandra Concha, de 47 años, comunicó a la Policía que hacía dos días que no veía a su progenitora. Un grupo de efectivos forzó la puerta principal de acceso y la halló sin vida en el interior de la casa ubicada en calle Romualdo Hellman 650 del barrio Santa Rosa de Lima, en la zona oeste de la capital provincial.
La enfermera, que vivía sola, fue sorprendida por el homicida cuando ingresó a su hogar y fue duramente golpeada con una silla, particularmente en la cabeza y el rostro. El médico forense informó que el óbito se había producido por estallido de cráneo, más allá de que presentaba otras fracturas y heridas contusas.
El escenario con que se encontraron los pesquisas daba a pensar que se había tratado de un asalto y homicidio, pues estaba forzada la puerta posterior de la casa y faltaban algunos bienes y dinero. Sin embargo, al profundizar las averiguaciones, salió a luz la mala relación entre la víctima, su hija y su yerno, quien extrañamente "había desaparecido" de los lugares que frecuentaba, apenas salió a luz el asesinato.
Transcurridos algunos meses desde el crimen, la hija de la extinta habría confiado que su pareja era quien había consumado el crimen y que el objetivo era que ellos se quedaran con la vivienda en la que moraba la víctima. Desde entonces, la búsqueda del joven fue incesante, hasta que fue localizado y detenido en el Conurbano.
Según las fuentes, otro elemento de prueba contra Portal es que se había huellas de calzado deportivo en el escenario del asesinato, que coincidirían con las del tipo que usaba el muchacho.

centraldenoticiasmadariaga.com

Publicar un comentario