AVISO (900x113)

24-10-17 Si bien no es obligación conservar el troquel, la Cámara Electoral así lo sugiere.

Desde la implementación de los nuevos DNI los ciudadanos argentinos dejaron de llevar el registro de votación en el documento y la constancia del sufragio pasó a ser un troquel firmado y sellado por el presidente de mesa.
Ese pequeño papel suele generar el interrogante de si es necesario guardarlo o no y la Cámara Nacional Electoral recomienda hacerlo aunque, no es obligación.
Al menos se indica aguardar unos 60 días hasta tirar el troquel hasta que se publique el registro de infractores para poder comprobar con la constancia que se efectuó el voto. En caso de figurar como infractor, pese a haber asistido.

De todos modos aclararon que si el elector aparece en el registro de infractores al deber de votar, pese a haberlo hecho y además no cuenta con la constancia, puede solicitar a la autoridad competente que verifique su firma en el padrón.

Publicar un comentario