AVISO (900x113)

14-11-2017 La Cuenca del Plata es la segunda región del mundo con más caídas. Por eso, el Servicio Meteorológico Nacional emitió semanas atrás un informe en el que advierte de esta situación y difunde una serie de recomendaciones para evitar los daños que puede provocar.

En enero de 2014 la caída de un rayo en nuestras playas le costó la vida a tres turistas. Desde entonces se instauró en las playas de la costa atlántica la bandera negra con un rayo, para advertir a los turistas cuando hay tormenta eléctrica. Se estima que en la Argentina mueren 50 personas al año por caída de rayos. Y la mayoría de estas muertes serían evitables si la población conociera las medidas de protección.
El trabajo del SMN busca además desmitificar el tema de los rayos. Por ejemplo, aclara el rol que cumplen los pararrayos. “Su función es interceptar los rayos desde las nubes de tormenta hacia el edificio o construcción en donde se encuentre el pararrayos”, dice el informe. Y agrega: “Un mito instalado en el ambiente cotidiano y que debe ser desmentido es que colocar el instrumento no asegura que todo rayo en cercanías sea ‘atrapado’ por el mismo, todo lo contrario, en ocasiones puede fomentar su caída en los alrededores e incrementar el riesgo de vida”.
Según el informe difundido por el SMN el sur del continente americano y el centro de África son los lugares del planeta con mayor cantidad de rayos del mundo.
Mirando al interior del país, hay tres regiones que se destacan por tener anualmente mayor actividad. Estas son: la región andina del noroeste que conforman Salta, Jujuy y Tucumán; la región el noreste que comprende a Misiones, Formosa, Chaco, Corrientes, norte de Santa Fe y Entre Ríos, y la región centro serrana de Córdoba y San Luis. A su vez, la actividad de los rayos es estacional, se da con mayor frecuencia en primavera y verano.

Medidas de protección
“Es extremadamente peligroso que la tormenta nos atrape al aire libre, por lo que debemos tomar medidas de seguridad”, dice el informe. Y explica en qué consiste la denominada fórmula 30/30: “Si ves un relámpago y posteriormente se escucha el trueno antes de los treinta segundos, significa que el rayo cayó a menos de 100 cuadras de donde estás. Quedate en un lugar seguro por lo menos 30 minutos después de haber escuchado el último trueno”.

Consejos:
Evitar áreas abiertas como campos de deportes y canchas
Evitar estar dentro del agua o cerca de piletas, lagos, mar, ríos
Evitar estar cerca de objetos altos aislados, como árboles, postes de luz o palos
Evitar el contacto con estructuras metálicas largas como alumbrados o cañerías
Evitar estar cerca de cuadrúpedos, como vacas o caballos.

Lugares NO seguros:
Autos descapotables o con techo no metálico
Vehículos abiertos sin ventana, como tractores
Carpas
Refugios de paradas de colectivos
Qué hacer si la tormenta nos encuentra al aire libre: “La posición de seguridad más recomendada es de cuclillas, lo más agachado posible, con las manos en las rodillas, tocando el suelo sólo con el calzado. Esta posición nos aislará en buena medida al no sobresalir sobre el terreno”, dice el SMN. Además, evitar “echarnos en forma horizontal sobre el suelo”.


minutog.com

Publicar un comentario