AVISO (900x113)

01-12-17 El sábado, en Lobería, tuvo lugar el homenaje a Oscar “Pincho” Castellano celebrando los 30 años de su primer título en Turismo Carretera. El 20 de diciembre de 1987, en el semipermanente de Tandil, el piloto preparador loberense alcanzaba la ansiada corona de la máxima.
Más de 600 personas acompañaron la ceremonia desarrollada durante la tarde del pasado sábado que comenzó con la exhibición de dos autos emblemáticos para Castellano, la inolvidable “Laucha” y la coupé Dodge con la que alcanzó el primer título.
El emotivo recuerdo transcurrió en el histórico Cine Teatro Español, conduciendo la ceremonia Carlos A. Legnani y Mariano Riviere, donde se revivieron imágenes de la trayectoria del ilustre campeón.
Roberto Urretavizcaya, Oscar “Cacho” Fangio, Jorge Oyhanart, Eduardo “Lalo” Ramos (campeón 1994), los balcarceños Mariano Alberto y Carlos Rubén Calamante compartieron el cálido homenaje.
“Pincho” repasó distintos momentos de la temporada 1987, en la que obtuvo el primero de sus tres campeonatos en TC y junto a los invitados revivió distintas anécdotas y el histórico duelo con Roberto Mouras.
El intendente Juan José Fioramonti estuvo presente y destacó la figura de Castellano como embajador de su ciudad, llevando el nombre de Lobería a lo más alto junto a sus importantes logros a nivel nacional
El Honorable Concejo Deliberante distinguió a “Pincho” como “Personalidad Ilustre de Lobería”. Como parte de la celebración, “Pincho” giró sobre la céntrica avenida Campos, deleitando a su gente con dos autos emblemáticos que utilizó en su prolífica carrera deportiva: la “Laucha” y el auto campeón 1987 de T.C.

Historia del zonal
El 8 de septiembre de 1968, Castellano debutó con “La Laucha” en el campeonato zonal con triunfo en la serie y en la final.
Con esa máquina transitó una época memorable y exitosa con 44 conquistas en finales y 84 en series, alcanzando la corona en 1971 y 1972 y los subcampeonatos de 1969 y 1973, con el apoyo incondicional de Don Néstor Castellano, artífice de muchos logros junto al gran equipo de amigos, donde el recordado Enrique Castro fue uno de los laboriosos colaboradores.
El 4 de noviembre de 1973, en Lobería, concluyó con “La Laucha” una etapa inolvidable en el automovilismo del sudeste.
Juan Manuel Fangio le dio un fuerte respaldo al loberense para salir de las Cafeteras, dejando la inolvidable “Laucha” para desembarcar en la Fórmula 2 Mecánica Argentina, con una máquina construida por Castellano y su grupo, en la recordada “casa quemada” de Tamangueyú sobre la ruta 227, a cinco kilómetros de Lobería.

El primer título
El 20 de diciembre de 1987, en la 31º Vuelta de Tandil en el semipermanente de 32,275 kilómetros, Oscar Castellano, con el Nº 3, conseguía su primera corona en el Turismo Carretera luego de batallar algunas temporadas.
Llegaban al último trámite teceísta del certamen, el de Lobería (Dodge), Jorge Oyhanart (Ford) y Emilio Satriano (Chevrolet), con las tres marcas, dirimiendo el cetro máximo de los carreteros.
Edgardo “Valdi” Caparros obtenía el triunfo en las sierras, escoltado por Francisco Alcuaz, y el nuevo campeón, los tres con la marca del pentágono.
Comenzaba una época inolvidable para Castellano y su gente, cosechando tres títulos consecutivos con 27 triunfos en 157 presentaciones. Una notable eficiencia para un grande de los deportes mecánicos.


eleco.com.ar

Publicar un comentario