AVISO (900x113)

08-01-2018 Patricia es vecina de la zona de paseo 108 entre avenida 4 y 5. Ella, junto a otros vecinos vienen denunciando lo imposible que se hace vivir allí a raíz de los ruidos molestos que causan desde una casa de alquiler ocupada por jóvenes. Ni la policía, ni la municipalidad le dan respuesta. El dueño lejos de frenar a sus inquilinos, los incentiva a realizar fiestas. Una lucha que lleva más de cuatro años.

Música a altísimo volumen. Jóvenes orinando y hasta defecando en la vereda. Gritos y otros trastornos, son los que vienen aguantando vecinos residentes de la zona de paseo 108 entre avenida 4 y 5, desde años atrás.
El dueño de casa no ha hecho nada para que los vecinos puedan descansar. Según ellos mismos explican, quien alquila la casa que de noche se transforma en un boliche, incentiva a los inquilinos a que hagan "previas".
Juntos y por separados, los vecinos de la cuadra (y los de a la vuelta) hicieron presentaciones en la municipalidad. Fueron en vano, ya que nadie hay hecho nada.
Cansada, hoy Patricia, una de las vecinas, habló con MinutoG Radio y contó el calvario que vive la gente de la cuadra.


minutog.com

Publicar un comentario